Está aquí: HomeIglesias
Iglesias

Iglesias (60)

24/04/2017 REFLEXIONES EN FRONTERA, jesuita Guillermo Ortiz 0:00 El gran Cirio pascual se encendió en el “fuego nuevo”, que apenas conjuraba la oscuridad del atrio de la iglesia. Pero del cirio fueron tomando luz todas las velas, candelas y pequeños cirios de los fieles, que dentro del santuario esperaban, pero como en la oscuridad de la tumba de Cristo muerto, aquella donde descendió a los infiernos, antes de resucitar de entre los muertos. Y todo el templo se fue llenando de luz poco a poco, pero de aquella luz que representa la vida nueva de Jesús resucitado, la del cirio pascual. Como parte de la liturgia de la Vigilia Pascual y antes de los bautismos, el diácono introdujo en la bella fuente bautismal el Cirio pascual por tres veces en el momento de la bendición del agua. Y despues fueron pasando uno a uno los bautisandos. Y por el lavado del Bautismo en la muerte y resurrección de Cristo, renacieron a la vida nueva de los hijos de Dios. Por eso, en los días que siguen a la Octava de Pascua, en la liturgia de la palabra el agua corre a torrentes e inunda mansamente todo. Es el agua del bautismo en la muerte y resurrección de Cristo que nos regenera y nos hace renacer para Dios. Papa Francisco insistió varias veces en conocer la fecha en la que fuimos bautizados, como la fiesta del nacimiento a la familia de Dios. Una fecha que no debemos dejar de celebrar, tanto y como la misma resurrección de Cristo.
Jueves, 22 Septiembre 2016 17:42

Vigilia de oración por y con el Padre Pío

Escrito por

Vigilia de oración por y con el Padre Pío - AP

22/09/2016 12:00
 

 

(RV).- Comenzó esta tarde a las 18.00 la Vigilia de oración por y con el Padre Pío, con ocasión del Jubileo extraordinario de la Misericordia y en concomitancia con el primer centenario de la llegada del santo a San Giovanni Rotondo.

Es la primera vez que la reliquia de su cuerpo ha sido llevada en procesión hasta el atrio de la iglesia que lleva su nombre, poco antes de dar inicio a esta gran vigilia que cuenta con la liturgia de acogida, el rezo de las vísperas, la adoración eucarística vocacional; la  liturgia penitencial; el rezo del Santo Rosario y la solemne Celebración de la Santa Misa presidida por el padre Carlo Calloni, Postulador general de la Orden de los Frailes Menores Capuchinos, que concluye con la lectura del testimonio escrito por e padre Pellegrino Funicelli sobre el tránsito del Padre Pío de esta tierra hacia el cielo.

En efecto, recordamos que con el nombre de Francesco Forgione, el Padre Pío nació en la localidad de Pietrelcina, en la provincia italiana de Benevento, el 25 de mayo de 1887. Cuando tenía apenas 16 años de edad entró en la Orden de los Capuchinos. Y llevó en su cuerpo los estigmas de la Pasión del Señor desde el 20 de septiembre de 1918 y hasta el último día de su vida. Falleció el 23 de septiembre de 1968. Y las llagas de Cristo que habían sangrado durante cincuenta años y tres días, desaparecieron, misteriosamente, de sus manos, de los pies y del costado.

Fueron muchas las dotes sobrenaturales del Padre Pío, entre las cuales la capacidad de emanar un perfume que se percibía también a distancia; además de la bilocación, es decir el hecho de poder ser visto simultáneamente en lugares diversos; además de la hipertermia, puesto que los médicos constataron que su temperatura corpórea subía hasta los 48 grados y medio; o la capacidad de leer en el corazón de las personas, sin contar las numerosas visiones y sus luchas prácticamente cotidianas contra el demonio.

Precisamente mañana, viernes 23 de septiembre, se celebrará la memoria litúrgica de este santo sacerdote de la Orden de los Frailes Menores Capuchinos tan conocidos y amado en numerosos países, a quien San Juan Pablo II lo inscribió en el libro de los santos el 16 de junio de 2002.

(María Fernanda Bernasconi - RV).

El P. Chase Hilgenbrinck. Foto 1: Cortesía Colorado Rapids. Foto 2: EWTN
El P. Chase Hilgenbrinck. Foto 1: Cortesía Colorado Rapids. Foto 2: EWTN
   
30K
   
   
   
   
   
30K

SANTIAGO, 04 May. 16 / 05:55 pm (ACI).- Cuando el estadounidense Chase Hilgenbrinck comenzaba a destacar en el fútbol profesional, Dios lo llamó a ser sacerdote. Dejó su carrera en Chile y con mucho esfuerzo fue ordenado presbítero en 2014, en unos días volverá al país del sur para celebrar una Misa y compartir su testimonio.

En su paso por Chile, donde jugó profesionalmente tres años, el P. Hilgenbrinck visitará Chillán, a 400 kilómetros al sur de Santiago. Allí celebrará una Misa en la parroquia Santa Ana el sábado 7 de mayo a las 20:00 horas.

Hace unos años Chase compartió su testimonio en el programa Nuestra Fe en vivo con Pepe Alonso en EWTN y allí contó que en su paso por Chile, al principio, “me sentía muy solo y no fue lo esperado de un futbolista profesional. Pensé que habría fama, con amigos, con mucha gente. Al final sabía que estaba peleando por un puesto en un equipo donde no me conocían. No fue fácil”.

Un día, prosiguió, “rezando en una iglesia encontré mi paz. En el invierno de Chile, con mucha lluvia, estaba congelado, sentado solo en la iglesia de la Asunción. Estaba rezando frente al tabernáculo, solo frente al Señor. Rezaba por estar cómodo, por tener más paz, para que las cosas me fueran bien en el fútbol. Y justo ahí en silencio, yo escuchaba en el fondo de mi corazón, escuchaba en inglés: ‘be my priest’ (sé mi sacerdote) Y no lo podía creer”.

Esa experiencia, explicó Chase, “era muy incómoda y no lo quería escuchar. Yo le decía (a Dios) no sabes lo que estás diciendo, pero yo estaba convencido, no era algo que podía haber soñado yo mismo, nunca había pensando en esto y no lo quería. Sabía que era el llamado del Señor”.

“Yo lo escuchaba y seguía con mi vida, pero las cosas comenzaron a ir bien”, recordó.

El sacerdote, que es ahora Vicario Parroquial de la St. Mary Parish y capellán del equipo de la Alleman High School en Rock Island en la diócesis de Peoria, es hijo de Mike Hilgenbrinck, que hace un tiempo falleció de cáncer, y Kim, de profesión contadora.

Cada domingo sus padres los llevaban a él y a su hermano Blaise a Misa. Ambos eran monaguillos de la Holy Trinity Church en Bloomington, Illinois.

Un reportaje del año 2008 en ESPN señala que “incluso cuando era adolescente, los chicos buscaban a Chase para que les diera consejo. Su madre recuerda una ocasión en la que una compañera embarazada llegó a casa buscándolo. ‘Nosotros le dijimos, ‘Chase, no eres lo suficientemente mayor para dar consejo sobre estas cosas. Esta chica debe hablar con un adulto’”.

Ambos jugaban fútbol desde pequeños pero Chase era mejor y de hecho llegó a estar en la selección nacional sub17 de Estados Unidos.

Cuando llegó a la Universidad de Clemson, Chase siguió jugando fútbol y no dejó de lado poner por obra su fe. Una muchacha y un sacerdote le preguntaron si alguna vez había considerado servir por completo a Dios. “En el fondo pensaba que no, que no había forma. No me daba cuenta aún”, recuerda.

El joven se graduó de Clemson en 2004 y le sugirieron ir a Chile a jugar. Allí militó en clubes como el Huachipato y el Ñublense en el lapso de tres años.

En Chile siguió ayudando a otros. Una vez, recuerdan sus padres, obtuvo un premio por haber sido el “jugador del partido”. Con el dinero compró artículos deportivos y los donó a una escuela pobre.

“Estando solo en otro país, con otra cultura y otro idioma, busqué mucho dentro de mi alma”, dijo Hilgenbrick al Catholic Post de la diócesis de Peoria hace algunos años.

Con la oración, los sacramentos, incluida la confesión, fue fortaleciendo su relación con Cristo y los temores o “barreras” a su alrededor comenzaron a caer.

Ya decidido sobre su vocación a mediados de 2007, le escribió al director de vocaciones de Peoria, el P. Brian Brownsey.

El sacerdote le envió una extensa prueba. Tenía que escribir una autobiografía de 20 páginas y enviar respuestas a varias preguntas tipo ensayo.

Chase no le había dicho nada a nadie sobre el tema de su vocación: ni a su novia ni a su familia con quienes rezaba ante la imagen de la Virgen de niño para pedir por las futuras esposas de él y su hermano. Para el tiempo que volvió de Chile a Estados Unidos ya había terminado con la novia.

El día que terminó la maratónica prueba, Chase llamó a su hermano y padres, les pidió verse en la Iglesia Holy Trinity y les pidió comprar champaña. Cuando les contó lo hizo frente a la estatua de la Virgen. “¿Su reacción? Fueron muy amorosos y me apoyaron”.

“Cuando juegas fútbol tienes que mejorar cada día. Es lo mismo con la fe. Tienes que mejorar cada día más y buscar las oportunidades para profundizar tu relación con Cristo”, compartió con el Catholic Post.

Antes de ingresar al St. Mary’s Seminary, Chase jugó en dos equipos: en los Colorado Rapids y en el New England. El contrato con este segundo club tenía una cláusula que le permitía desligarse del equipo el 1 de julio, la misma fecha en que se esperaba el ingreso de los nuevos seminaristas, algo que él entendió como un signo providencial.

“Quiero ser una luz para Cristo. Esto se trata de Él, no de mí”, afirma

Referentes de la Pastoral de Comunicación se reunieron en Asunción el miércoles 2 de marzo, en una jornada de evaluación y planificación. También participaron de la charla “Laudato Si’ y Comunicación” a cargo del comunicador Pedro Sánchez de SIGNIS América Latina y el Caribe.

Entre las propuestas de la Pastoral de Comunicación, a cargo del secretario ejecutivo Aníbal Casco, está el desarrollo de la Pastoral Digital en todas las diócesis, la formación permanente y la mayor participación de comunicadores jóvenes, así como trabajar en los preparativos para el V Congreso Latinoamericano y Caribeño de Comunicación (COMLAC) a realizarse en octubre de este año.

Charla Laudato Si’ y Comunicación

El comunicador peruano Pedro Sánchez, de SIGNIS, compartió una charla para comunicadores sobre la encíclica Laudato Si’, como una de las actividades previas al COMLAC, que organizan SIGNIS, la Asociación de Comunicadores Católicos del Paraguay y el CELAM (Consejo Episcopal Latinoamericano), y que tiene a la CEP como una de las entidades coorganizadoras.

En la charla, de la que participaron los referentes de las diócesis, Sánchez resaltó los cambios acelerados en todos los ámbitos que se viven hoy en todo el mundo. Enfatizó la necesidad de una Iglesia “más comprometida con los pobres, constructora de un mundo nuevo”, planteada antes por el Documento de Aparecida y luego por el Papa Francisco.

Expuso sus reflexiones a la luz  de la encíclica Laudato Si’ del Papa Francisco, que es un grito desesperado por la destrucción de la Creación en manos del ser humano: “Nos hicieron creer que éramos subdesarrollados. Detrás de esa mentira estaba que teníamos que parecernos a los países desarrollados. Esa idea nos metió en esta vorágine de producir, destruir, usar tirar, inundar de basura la tierra”.

Para Sánchez, los comunicadores tienen la misión de cambiar la manera de hacer comunicación: “Nos enseñaron que nuestro trabajo es informar y nos engañaron. La función central es la transformación de la sociedad en una sociedad mejor. No es llegar al medio a seleccionar las noticias y leer el reporte. Ese es un elemento pequeñito. Todos los días tengo que levantarme pensando qué hacer para que el mundo sea un poquito mejor.”

Pero aclara que el comunicador es solo una herramienta, aunque importante, para el cambio. “Los cambios se hacen de manera organizada. Vamos a promover la organización de la gente. La solución va a salir de lo que el pueblo debate, discute, implementa”.

“Necesitamos otro periodismo, más ciudadano, más activo, que promueve la participación y la organización de la gente”, dice Pedro Sánchez, recordando que la ciudadanía se construye ejerciendo los  derechos. “#UnaNoTeCalleshan usado las redes sociales para convocar a la acción y han construido ciudadanía”, agregó.

Planteó que los medios, ya sean populares, educativos o comerciales, deberían proponer actividades para las comunidades: “Aunque sea una acción al año, algo que pueda mejorar la vida de la comunidad. Creo que hay que mostrar todas las experiencias positivas que están sucediendo, mostrar la vida.”

 

http://episcopal.org.py/news-item/pastoral-de-comunicacion-alegria-y-desafios-en-primer-encuentro-del-ano/

Sábado, 13 Febrero 2016 11:41

El papa inicia su esperada visita a México

Escrito por

El papa Francisco realiza este sábado los primeros actos de su visita de cinco días a México, el segundo país con más católicos del mundo, bajo grandes expectativas de los mexicanos para que aborde sus problemas de violencia o corrupción y con un inédito recibimiento del gobierno.

Después de que miles de personas lo recibieran en las calles de la capital la noche del viernes con cánticos y hasta música de mariachi, Francisco arrancará esta mañana su apretada agenda en la Ciudad de México con una reunión en Palacio Nacional con el presidente Enrique Peña Nieto.

"Que venga a poner orden. México es uno de los países más católicos del mundo, ¿no? Pues que el papa le diga a los gobernantes que solucionen de una vez por todas la pobreza, la migración ilegal, los abusos de poder", pedía el viernes Rogelio Cantú, un abogado de 57 años que salió a la calle para ver de cerca al pontífice.

La de hoy será la primera vez en que un presidente mexicano reciba en el Palacio al jefe de la Iglesia católica, un gesto simbólico en un país devoto, pero con una larga tradición laica y que apenas en 1992 restableció relaciones diplomáticas con el Vaticano.

La presencia de Francisco en el Palacio "viene a cerrar un círculo (...) durante mucho tiempo, en el siglo XIX y buena parte del XX, vivimos momentos en la relación con el Vaticano que se caracterizaron por la tensión e incluso el conflicto" en medio de las leyes anticlericales del gobierno nacido de la Revolución, reconoció el embajador de México en el Vaticano, Mariano Palacios Alcocer.

De hecho, la visita del papa a México fue buscada con insistencia por el gobierno de Peña Nieto, que ha sido blanco de fuertes críticas por la situación de derechos humanos en el país y casos como la desaparición y presunta masacre de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

Tras el encuentro con el presidente, el pontífice visitará la catedral metropolitana para, en la tarde, encabezar uno de los actos espirituales más esperados de su visita: la misa en la Basílica de la Virgen de Guadalupe, a quien Francisco ha encomendado su viaje.

"El encuentro del papa con la Virgen de Guadalupe será monumental. Él es un gran devoto mariano y la virgen de Guadalupe no es sólo reina en México sino emperatriz de América", estima Andrew Chesnut, profesor de estudios de religiones en la Universidad de Virginia Commonwealth, Estados.

Francisco ha manifestado su emoción por estar en el santuario y ha dicho que, al terminar la misa, le gustaría rezar solo y en silencio frente a la imagen de la virgen.

Aún conmocionado por el motín que el jueves dejó 49 muertos en una cárcel de Monterrey (noreste), México condensa actualmente todos los temas que preocupan a Francisco: una sociedad desigual donde la mitad de sus habitantes sigue siendo pobre, un país acechado por la violencia del narcotráfico y donde miles de migrantes viven un calvario tratando de llegar clandestinamente a Estados Unidos.

"El México de la violencia, de la corrupción, del tráfico de drogas, de los cárteles, no es el México que quiere Nuestra Madre y, por supuesto, que yo no quiero tapar nada de esto", manifestó el papa días antes de su visita.

"Intentaré ser claro, hablar claro", se comprometió el viernes Francisco en el avión papal ante la expectativa de muchos mexicanos para que dé unas palabras de aliento ante la dramática situación que vive el país.

Y la elección de las paradas del papa parecen estar cargadas de simbolismo.

El domingo visitará Ecatepec, una sobrepoblada ciudad de la periferia de la capital que vive un repunte de violencia, especialmente hacia las mujeres.

El siguiente punto será el lunes en Chiapas (sur), el estado más pobre e indígena del país, donde está previsto que el papa de una misa con fragmentos en tres lenguas indígenas (tzotzil, tzeltal y chol) y que apruebe un decreto para el uso de lenguas nativas en las misas.

El martes, Francisco visitará Morelia, la capital del convulso estado deMichoacán (oeste), donde en 2013 grupos de autodefensas se levantaron en armas contra los abusos del cártel de Los Caballeros Templarios.

Y el papa se reservó para el final de su viaje la fronteriza Ciudad Juárez, que durante años fue considerada la más peligrosa del mundo y que ahora trata de cicatrizar heridas abiertas por los feminicidios y la violencia que vivió.

Francisco visitará ahí una cárcel y se despedirá con una simbólica misa en el borde de la frontera con El Paso (Texas, Estados Unidos) por donde miles de migrantes cruzan clandestinamente cada año y donde se espera que participen padres de los 43 estudiantes desaparecidos.

“Yo voy a ir para recibir lo mejor de ustedes y para rezar con ustedes para que los problemas de violencia, de corrupción y de todo lo que ustedes saben que está sucediendo se solucionen” –

Estas son las 10 frases más impactantes del papa Francisco sobre México.

1. “Se hace visible la realidad dramática de toda la criminalidad que está detrás del comercio y tráfico de drogas”.

2.”Siempre tuve un recuerdo especial en la oración por todos los mexicanos. Los llevo dentro de mi corazón. Ahora podré visitarlos y pisar esa bendita tierra, tan amada de Dios y tan querida de la Virgen María”.

3. “Voy a México a vivir la riqueza de la fe”.

4. “México vive su pedacito de guerra”.

5. “Quiero exhortarlos a la lucha de todos los días contra la corrupción, contra el tráfico, contra la guerra, contra la desunión, contra el crimen organizado, contra la trata de personas”.

6. “Ustedes tienen una idiosincrasia, una manera de ser que es fruto de un camino muy largo, de una historia que se fue forjando lentamente, con dolores, con éxitos, con fracasos, con búsquedas, pero hay como un hilo conductor”.

7. “Yo creo que el diablo le pasó la boleta histórica a México, y por eso todas estas cosas, siempre han aparecido focos de conflictos graves”.

8. “Yo voy a ir para recibir lo mejor de ustedes y para rezar con ustedes para que los problemas de violencia, de corrupción y de todo lo que ustedes saben que está sucediendo se solucionen”.

9. ‘”No voy como un Rey Mago, sino como un peregrino”

10. “La paz nace de la ternura, de la comprensión, nace o se hace en el diálogo, no en la ruptura. Esta es la palabra clave, diálogo entre los dirigentes y diálogo con el pueblo, y diálogo entre todo el pueblo”.

El papa Francisco hizo un recorrido dentro del Hospital Pediátrico “Niños de Acosta Ñu”. Conversó con los pequeños pacientes e impuso manos. Los niños le entregaron regalos y

“Papa Francisco. Soy Marlene, estoy muy contenta por tu visita. Recibí un corazón hace tres años y mi vida cambió. Ayudanos a crear conciencia en las personas para la donación de órganos. Bendice a todos los niños del Acosta Ñu y del Paraguay. ¡Te quiero mucho, papa Francisco!”, decía la carta que la pequeña Liz Marlene Ávalos Sosa (10) escribió a Jorge Bergoglio. Ella, junto con otros niños pacientes, se estuvo preparando desde hace varias semanas para recibir al líder de la Iglesia Católica.

El encuentro fue íntimo, solamente con la presencia de los familiares de los pacientes y los profesionales del hospital. Los testigos de ese recorrido lograron captar algunas imágenes en que se ve a Francisco abrazando a los niños, saludando a los padres e imponiendo las manos a muchos de ellos. Los comunicadores y fotógrafos de varios medios permanecieron fuera del predio del nosocomio, por disposición de la organización. Afuera, una multitud de fieles, tanto oriundos de San Lorenzo como de otras partes del país, esperaron ver al Papa. También había entre la gente argentinos con sus banderas. Los vecinos de la avenida De la Victoria, frente al hospital, decoraron sus casas con globos, pasacalles y banderas de Paraguay y del Vaticano.

Al término del recorrido dentro del hospital, Bergoglio habló desde la entrada del hospital ante el público. Tres niños permanecieron abrazados al Sumo Pontífice durante parte de su alocución. De hecho, su mensaje tuvo como centro a los más pequeños, a quienes puso de ejemplo a seguir. “Este es un hospital donde muchos chicos sufren, y yo quiero decirles a ustedes, mamás y papás, que rezo por ustedes y rezo por sus hijos, para que la Virgen esté muy cerca de ustedes, para que Jesús les dé la salud a sus hijos y para que ustedes tengan esa fuerza y esa constancia que solamente tienen las mamis y papis”, manifestó Francisco. “Para Jesús los chicos son muy importantes, a tal punto que nos dice a todos los grandes que ustedes en su corazón deben hacerse como los chicos para llegar al reino de los cielos”, agregó.

Le dijo a los pacientes y a sus familiares que “siempre reza por ellos”, para que tengan “la fuerza y la constancia que tienen solamente los padres y las madres”. Agradeció particularmente a los trabajadores del hospital, desde el plantel de médicos, enfermeros, y todos los que colaboran “para que un chico se cure”, dijo. “Es tan importante un niño en la vida”, resaltó.

También el papa Francisco recibió la carta del pequeño niño Pedrito Ramón, un paciente de 8 años, se alistó para recibir al religioso escribiendo una carta y haciendo un dibujo para entregarle. Sin embargo, no pudo hacerlo. El pequeño murió hace pocos días, por la aplasia medular que padecía. Era oriundo de Tobatí y desde el 24 de junio estaba en terapia intensiva del hospital. Su carta dirigida al Papa refleja su ferviente deseo de recuperarse: “Papa Francisco, chemonguera, taháma ógape. Rohayhu” (papa Franscico, cúrame para ir a mi casa. Te quiero), decía. 

 

 

 

 


Este es el discurso completo que el Papa Francisco no leyó en el encuentro con los jóvenes en Paraguay esta tarde:

Queridos jóvenes:

Me da una gran alegría poder encontrarme con ustedes, en este clima de fiesta. Poder escuchar sus testimonios y compartir su entusiasmo y amor a Jesús. Gracias a Mons. Ricardo Valenzuela, responsable de la pastoral juvenil, por sus palabras. Gracias Manuel y Liz por la valentía en compartir sus vidas, sus testimonios en este encuentro. No es fácil hablar de las cosas personales y menos delante de tanta gente. Ustedes han compartido el tesoro más grande que tienen, sus historias, sus vidas y cómo Jesús se fue metiendo en ellas.

Para responder a sus preguntas me gustaría destacar algunas de las cosas que ustedes compartían. Manuel, vos nos decías algo así: «Hoy me sobran ganas de servir a otros, tengo ganas de superarme». Pasaste momentos muy difíciles, situaciones muy dolorosas, pero hoy tenés muchas ganas de servir, de salir, de compartir tu vida con los demás.

Liz no es nada fácil ser madre de los propios padres y más cuando uno es joven, pero qué sabiduría y maduración guardan tus palabras cuando nos decías: «Hoy juego con ella, cambio los pañales, son todas las cosas que hoy les entrego a Dios y estoy apenas compensando todo lo que mi madre hizo por mí».

Ustedes jóvenes paraguayos, sí que son valientes. También compartieron cómo hicieron para salir adelante. Dónde encontraron fuerzas. Los dos dijeron: «En la parroquia». En los amigos de la parroquia y en los retiros espirituales que ahí se organizaban. Dos claves muy importantes: los amigos y los retiros espirituales.

Los amigos. La amistad es de los regalos más grande que una persona, que un joven puede tener y puede ofrecer. Es verdad. Qué difícil es vivir sin amigos. Fíjense si será de las cosas más hermosas que Jesús dice: «yo los llamo amigos, porque les he dado a conocer todo lo que oí de mi Padre» (Jn 15,5).

Uno de los secretos más grande del cristiano radica en ser amigos, amigos de Jesús. Cuando uno quiere a alguien, le está al lado, lo cuida, ayuda, le dice lo que piensa, sí, pero no lo deja tirado. Así es Jesús con nosotros, nunca nos deja tirados. Los amigos se hacen el aguante, se acompañan, se protegen. Así es el Señor con nosotros. Nos hace el aguante.

Los retiros espirituales. San Ignacio hace una meditación famosa llamada de las dos banderas. Describe por un lado, la bandera del demonio y por otro, la bandera de Cristo. Sería como las camisetas de dos equipos y nos pregunta, en cuál nos gustaría jugar.

Con esta meditación, nos hace imaginar, cómo sería pertenecer a uno u a otro equipo. Sería como preguntarnos, ¿con quién querés jugar en la vida? Y dice San Ignacio que el demonio para reclutar jugadores, les promete a aquellos que jueguen con él riqueza, honores, gloria, poder. Serán famosos. Todos los endiosarán.

Por otro lado, nos presenta la jugada de Jesús. No como algo fantástico. Jesús no nos presenta una vida de estrellas, de famosos, por el contrario, nos dice que jugar con él es una invitación, a la humildad, al amor, al servicio a los demás. Jesús no nos miente. Nos toma en serio.

En la Biblia, al demonio se lo llama el padre de la mentira. Aquel que prometía, o mejor dicho, te hacía creer que haciendo determinadas cosas serías feliz. Y después te dabas cuenta que no eras para nada feliz. Que estuviste atrás de algo que lejos de darte la felicidad, te hizo sentir más vacío, más triste.

Amigos: el diablo es un «vende humo». Te promete, te promete, pero no te da nada, nunca va a cumplir nada de lo que dice. Es un mal pagador. Te hace desear cosas que no dependen de él, que las consigas o no. Te hace depositar la esperanza en algo que nunca te hará feliz. Esa es su jugada, esa es su estrategia.

Hablar mucho, ofrecer mucho y no hacer nada. Es un gran «vende humo» porque todo lo que nos propone es fruto de la división, del compararnos con los demás, de pisarle la cabeza a los otros para conseguir nuestras cosas. Es un «vende humo» porque, para alcanzar todo esto, el único camino es dejar de lado a tus amigos, no hacerle el aguante a nadie. Porque todo se basa en la apariencia. Te hace creer que tu valor depende de cuánto tenés.

Por el contrario, tenemos a Jesús, que nos ofrece su jugada. No nos vende humo, no nos promete aparentemente grandes cosas. No nos dice que la felicidad estará en la riqueza, el poder, orgullo. Por el contrario. Nos muestra que el camino es otro. Este Director Técnico les dice a sus jugadores: Bienaventurados, felices los pobres de espíritu, los que lloran, los mansos, los que tienen hambre y sed de justicia, los misericordiosos, los limpios de corazón, los que trabajan por la paz, los perseguidos por la justicia. Y termina diciéndoles, alégrense por todo esto (cf. Mt 5,1-12).

¿Por qué? Porque Jesús no nos miente. Nos muestra un camino que es vida, que es verdad. Él es la gran prueba de esto. Es su estilo, su manera de vivir la vida, la amistad, la relación con su Padre. Y es a lo que nos invita. A sentirnos hijos. Hijos amados.

Él no te vende humo. Porque sabe que la felicidad, la verdadera, la que deja lleno el corazón, no está en las «pilchas» que llevamos, en los zapatos que nos ponemos, en la etiqueta de determinada marca.

Él sabe que la felicidad verdadera, está en ser sensibles, en aprender a llorar con los que lloran, en estar cerca de los que están tristes, en poner el hombro, dar un abrazo. Quien no sabe llorar, no sabe reír y por lo tanto, no sabe vivir. Jesús sabe que en este mundo de tanta competencia, envidia y tanta agresividad, la verdadera felicidad pasa por aprender a ser pacientes, a respetar a los demás, a no condenar ni juzgar a nadie.

El que se enoja, pierde, dice el refrán. No le des el corazón a la rabia, al rencor. Felices los que tienen misericordia. Felices los que saben ponerse en el lugar del otro, en los que tienen la capacidad de abrazar, de perdonar. Todos hemos alguna vez experimentado esto. Todos en algún momento nos hemos sentido perdonados, ¡qué lindo que es! Es como recobrar la vida, es tener una nueva oportunidad. No hay nada más lindo que tener nuevas oportunidades. Es como que la vida vuelve a empezar.

Por eso, felices aquellos que son portadores de nueva vida, de nuevas oportunidades. Felices los que trabajan para ello, los que luchan para ello. Errores tenemos todos, equivocaciones, miles. Por eso, felices aquellos que son capaces de ayudar a otros en su error, en sus equivocaciones. Que son verdaderos amigos y no dejan tirado a nadie.

Esos son los limpios de corazón, los que logran ver más allá de la simple macana y superan las dificultades. Felices los que ven especialmente lo bueno de los demás.

Liz, vos nombraste a Chikitunga, esta Sierva de Dios paraguaya. Dijiste que era como tu hermana, tu amiga, tu modelo. Ella, al igual que tantos, nos muestra que el camino de las bienaventuranzas es un camino de plenitud, un camino posible, real. Que llena el corazón.

Ellos son nuestros amigos y modelos que ya dejaron de jugar en esta «cancha», pero se vuelven esos jugadores indispensables que uno siempre mira para dar lo mejor de sí. Ellos son el ejemplo de que Jesús no es un «vende humo», su propuesta es de plenitud. Pero por sobre todas las cosas, es una propuesta de amistad, de amistad verdadera, de esa amistad que todos necesitamos. Amigos al estilo de Jesús. Pero no para quedarnos entre nosotros, sino para salir a la «cancha», a ir a hacer más amigos. Para contagiar la amistad de Jesús por el mundo, donde estén, en el trabajo, en el estudio, en la previa, por WhatsApp, en Facebook o Twitter.

Cuando salgan a bailar, o tomando un buen tereré. En la plaza o jugando un partidito en la cancha del barrio. Ahí es donde están los amigos de Jesús. No vendiendo humo, sino haciendo el aguante. El aguante de saber que somos felices, porque tenemos un Padre que está en el cielo.

Lunes, 13 Julio 2015 15:09

Francisco pidió que dejen pasar a los niños

Escrito por

¿Existe algún motivo en particular por el cual la Iglesia católica paraguaya no ha contado con un cardenal entre sus filas en toda su historia? "Un motivo específico y que pueda explicarse no hay. Esa es atribución exclusiva del Santo Padre", explica el rector de la Universidad Católica de Asunción, padre Narciso Velázquez.

En Sudamérica, Brasil es el país que cuenta con más purpurados, ocho en total, dos de ellos en la curia del Vaticano. Argentina, además de tener a Jorge Bergoglio como cabeza de la Iglesia, cuenta con tres cardenales más. En Colombia son cuatro los representantes de la Iglesia que pueden participar del cónclave para elegir al Sucesor de Pedro. 

Chile, Bolivia y Uruguay cuentan con dos representantes, mientras que Perú, Venezuela y Ecuador con uno. En este último país, el cargo está ocupado por el arzobispo emérito de Quito, Raúl Chiriboga.

"Panamá estaba en la misma situación de Paraguay hace cinco meses. En el último Consistorio fue nombrado un cardenal de ese país. Eso significa que la decisión se está extendiendo a más países que nunca tuvieron cardenales. Yo creo que muy próximamente hemos de tener un cardenal", señala esperanzado el padre Velázquez.

El obispado del Paraguay es el más antiguo del Río de la Plata. Fue creado el 1 de julio de 1547. Buenos Aires dependía de esta jurisdicción hasta la creación de su propio obispado en 1620.

Desde afuera

En sus palabras, el Padre Velázquez ha resaltado la gran unidad existente actualmente dentro del seno de la Iglesia católica. Independientemente a esta situación actual, analistas y expertos en el tema religioso consideran que el no contar aún con un cardenal paraguayo estaría directamente relacionado con casos que generaron división dentro de la jerarquía eclesiástica. 

En particular, la postulación del ex obispo Fernando Lugo a la presidencia y su paternidad. A esta situación se sumó el abierto enfrentamiento entre el entonces obispo de Ciudad del Este, Rogelio Livieres Plano, con el arzobispo de Asunción, Pastor Cuquejo.

  El Papa Francisco volvió a sorprender a los fieles con otra de sus muestras de austeridad. En esta ocasión se subió al mismo carro que trasladó a San Juan Pablo II por las calles del Paraguay durante su visita en 1988.

Según el diario Clarín, el P. Lombardi, vocero del vaticano, bromeó en referencia al transporte elegido por el  Santo Padre. “Parece que aún funciona”, dijo el sacerdote jesuita.

En un artículo publicado en Ultimahora.com se señala que el auto es un Peugeot blanco 405 SR, año 1988, motor  1.600, naftero.

Fue donado hace 27 años por Automaq y luego de la visita de San Juan pablo II, permaneció en exhibición.

El día de hoy, el Papa Francisco utilizó este carro para trasladarse de la Nunciatura Apostólica, donde está hospedado, hasta el  Hospital Pediátrico de Acosta Ñu.

Algunos usuarios de las redes sociales pudieron captar al Papa Francisco saludando a los paraguayos mientras se trasladaba en el histórico carro.

 

El Papa Francisco tuvo este sábado un encuentro con 2.000 representantes de la sociedad civil paraguaya, entre los cuales había un gran número de jóvenes, a quienes alentó a no dejar de perseguir los grandes ideales, dejando “todo en la cancha” y “jugando limpio”, recurriendo también para ello al consejo y sabiduría de los mayores.

En el estadio León Coundou estuvieron presentes más de 2.000 personas, entre líderes políticos, autoridades locales, artistas, representantes deportivos, dirigentes de organizaciones sindicales, campesinas e indígenas. También asistió el presidente Horacio Cartes.

Luego de la ceremonia de bienvenida, el Santo Padre escuchó atentamente los testimonios de algunos representantes locales sobre la realidad del país.

Francisco respondió a cada una de estas inquietudes, entre ellas la de un joven preocupado “por hacer que la sociedad sea un ámbito de fraternidad, de justicia, de paz y dignidad para todos”.

“La juventud es tiempo de grandes ideales. A mí me viene decir muchas veces que me da tristeza ver un ‘joven jubilado’”, expresó el Papa, que destacó la abundante población joven del país.

Por ello, dijo que es importante que los jóvenes “vayan intuyendo que la verdadera felicidad pasa por la lucha de un país más fraterno” y vean “que felicidad y placer no son sinónimos (…). Sino que la felicidad exige el compromiso y la entrega”.

Francisco los animó a no tener miedo de aspirar “a cosas que valgan la pena”. “Esa es la vocación de la juventud. No tengan miedo de dejar todo en la cancha. Jueguen limpio, jueguen con todo. No tengan miedo de entregar lo mejor de sí. No busquen el arreglo previo para evitar el cansancio y la lucha.

No coimeen al réfere. Eso sí, no lo hagan solos. Busquen charlar, aprovechen a escuchar la vida, las historias, los cuentos de sus mayores y de sus abuelos. Que hay sabiduría allí”.

Asimismo, les aconsejó a buscar “consuelo en la fuerza de la oración, en Jesús. En su presencia cotidiana y constante. Él no defrauda”.

En su discurso, el Papa también criticó a las ideologías porque instrumentalizan a los pobres en beneficio de intereses personales y políticos, ajenos a su dignidad humana.

Para concluir, Francisco afirmó que había sido “una gran alegría ver la cantidad y variedad de asociaciones que están comprometidas en la construcción de un Paraguay cada vez mejor y próspero. Pero si no dialogan, no sirve para nada, si chantajean, no sirve para nada”.

Hablen “y busquen caminos de solución. Amen a su Patria, a sus conciudadanos y, sobre todo, amen a los más pobres. Así serán ante el mundo un testimonio de que otro modelo de desarrollo es posible”, aconsejó finalmente Francisco, quien encomendó a los dirigentes a la Virgen de Caacupé.

es alentó a no dejar de perseguir los grandes ideales, dejando “todo en la cancha” y “jugando limpio”, recurriendo también para ello al consejo y sabiduría de los mayores.

En el estadio León Coundou estuvieron presentes más de 2.000 personas, entre líderes políticos, autoridades locales, artistas, representantes deportivos, dirigentes de organizaciones sindicales, campesinas e indígenas. También asistió el presidente Horacio Cartes.

Luego de la ceremonia de bienvenida, el Santo Padre escuchó atentamente los testimonios de algunos representantes locales sobre la realidad del país.

Francisco respondió a cada una de estas inquietudes, entre ellas la de un joven preocupado “por hacer que la sociedad sea un ámbito de fraternidad, de justicia, de paz y dignidad para todos”.

“La juventud es tiempo de grandes ideales. A mí me viene decir muchas veces que me da tristeza ver un ‘joven jubilado’”, expresó el Papa, que destacó la abundante población joven del país.

Por ello, dijo que es importante que los jóvenes “vayan intuyendo que la verdadera felicidad pasa por la lucha de un país más fraterno” y vean “que felicidad y placer no son sinónimos (…). Sino que la felicidad exige el compromiso y la entrega”.

Francisco los animó a no tener miedo de aspirar “a cosas que valgan la pena”. “Esa es la vocación de la juventud. No tengan miedo de dejar todo en la cancha. Jueguen limpio, jueguen con todo. No tengan miedo de entregar lo mejor de sí. No busquen el arreglo previo para evitar el cansancio y la lucha. No coimeen al réferi. Eso sí, no lo hagan solos. Busquen charlar, aprovechen a escuchar la vida, las historias, los cuentos de sus mayores y de sus abuelos. Que hay sabiduría allí”.

Asimismo, les aconsejó a buscar “consuelo en la fuerza de la oración, en Jesús. En su presencia cotidiana y constante. Él no defrauda”.

En su discurso, el Papa también criticó a las ideologías porque instrumentalizan a los pobres en beneficio de intereses personales y políticos, ajenos a su dignidad humana.

Para concluir, Francisco afirmó que había sido “una gran alegría ver la cantidad y variedad de asociaciones que están comprometidas en la construcción de un Paraguay cada vez mejor y próspero. Pero si no dialogan, no sirve para nada, si chantajean, no sirve para nada”.

Hablen “y busquen caminos de solución. Amen a su Patria, a sus conciudadanos y, sobre todo, amen a los más pobres. Así serán ante el mundo un testimonio de que otro modelo de desarrollo es posible”, aconsejó finalmente Francisco, quien encomendó a los dirigentes a la Virgen de Caacupé.

Página 1 de 5

SEÑAL ON LINE

Nuestros Teléfonos

Quienes Somos

Radio Pa´i Puku informa, evangeliza, educa, instruye y entretiene. Cubre todas las necesidades comunicacionales de la gente chaqueña. Mantiene en contacto personas, familias, comunidades, instituciones inclusive afuera del país. Radio Pa´i Puku abre sus puertas y micrófonos a todo el Chaco paraguayo pluricultural y multiétnico.