Está aquí: HomeIglesias
Iglesias

Iglesias (66)

  El Papa Francisco volvió a sorprender a los fieles con otra de sus muestras de austeridad. En esta ocasión se subió al mismo carro que trasladó a San Juan Pablo II por las calles del Paraguay durante su visita en 1988.

Según el diario Clarín, el P. Lombardi, vocero del vaticano, bromeó en referencia al transporte elegido por el  Santo Padre. “Parece que aún funciona”, dijo el sacerdote jesuita.

En un artículo publicado en Ultimahora.com se señala que el auto es un Peugeot blanco 405 SR, año 1988, motor  1.600, naftero.

Fue donado hace 27 años por Automaq y luego de la visita de San Juan pablo II, permaneció en exhibición.

El día de hoy, el Papa Francisco utilizó este carro para trasladarse de la Nunciatura Apostólica, donde está hospedado, hasta el  Hospital Pediátrico de Acosta Ñu.

Algunos usuarios de las redes sociales pudieron captar al Papa Francisco saludando a los paraguayos mientras se trasladaba en el histórico carro.

 

El Papa Francisco tuvo este sábado un encuentro con 2.000 representantes de la sociedad civil paraguaya, entre los cuales había un gran número de jóvenes, a quienes alentó a no dejar de perseguir los grandes ideales, dejando “todo en la cancha” y “jugando limpio”, recurriendo también para ello al consejo y sabiduría de los mayores.

En el estadio León Coundou estuvieron presentes más de 2.000 personas, entre líderes políticos, autoridades locales, artistas, representantes deportivos, dirigentes de organizaciones sindicales, campesinas e indígenas. También asistió el presidente Horacio Cartes.

Luego de la ceremonia de bienvenida, el Santo Padre escuchó atentamente los testimonios de algunos representantes locales sobre la realidad del país.

Francisco respondió a cada una de estas inquietudes, entre ellas la de un joven preocupado “por hacer que la sociedad sea un ámbito de fraternidad, de justicia, de paz y dignidad para todos”.

“La juventud es tiempo de grandes ideales. A mí me viene decir muchas veces que me da tristeza ver un ‘joven jubilado’”, expresó el Papa, que destacó la abundante población joven del país.

Por ello, dijo que es importante que los jóvenes “vayan intuyendo que la verdadera felicidad pasa por la lucha de un país más fraterno” y vean “que felicidad y placer no son sinónimos (…). Sino que la felicidad exige el compromiso y la entrega”.

Francisco los animó a no tener miedo de aspirar “a cosas que valgan la pena”. “Esa es la vocación de la juventud. No tengan miedo de dejar todo en la cancha. Jueguen limpio, jueguen con todo. No tengan miedo de entregar lo mejor de sí. No busquen el arreglo previo para evitar el cansancio y la lucha.

No coimeen al réfere. Eso sí, no lo hagan solos. Busquen charlar, aprovechen a escuchar la vida, las historias, los cuentos de sus mayores y de sus abuelos. Que hay sabiduría allí”.

Asimismo, les aconsejó a buscar “consuelo en la fuerza de la oración, en Jesús. En su presencia cotidiana y constante. Él no defrauda”.

En su discurso, el Papa también criticó a las ideologías porque instrumentalizan a los pobres en beneficio de intereses personales y políticos, ajenos a su dignidad humana.

Para concluir, Francisco afirmó que había sido “una gran alegría ver la cantidad y variedad de asociaciones que están comprometidas en la construcción de un Paraguay cada vez mejor y próspero. Pero si no dialogan, no sirve para nada, si chantajean, no sirve para nada”.

Hablen “y busquen caminos de solución. Amen a su Patria, a sus conciudadanos y, sobre todo, amen a los más pobres. Así serán ante el mundo un testimonio de que otro modelo de desarrollo es posible”, aconsejó finalmente Francisco, quien encomendó a los dirigentes a la Virgen de Caacupé.

es alentó a no dejar de perseguir los grandes ideales, dejando “todo en la cancha” y “jugando limpio”, recurriendo también para ello al consejo y sabiduría de los mayores.

En el estadio León Coundou estuvieron presentes más de 2.000 personas, entre líderes políticos, autoridades locales, artistas, representantes deportivos, dirigentes de organizaciones sindicales, campesinas e indígenas. También asistió el presidente Horacio Cartes.

Luego de la ceremonia de bienvenida, el Santo Padre escuchó atentamente los testimonios de algunos representantes locales sobre la realidad del país.

Francisco respondió a cada una de estas inquietudes, entre ellas la de un joven preocupado “por hacer que la sociedad sea un ámbito de fraternidad, de justicia, de paz y dignidad para todos”.

“La juventud es tiempo de grandes ideales. A mí me viene decir muchas veces que me da tristeza ver un ‘joven jubilado’”, expresó el Papa, que destacó la abundante población joven del país.

Por ello, dijo que es importante que los jóvenes “vayan intuyendo que la verdadera felicidad pasa por la lucha de un país más fraterno” y vean “que felicidad y placer no son sinónimos (…). Sino que la felicidad exige el compromiso y la entrega”.

Francisco los animó a no tener miedo de aspirar “a cosas que valgan la pena”. “Esa es la vocación de la juventud. No tengan miedo de dejar todo en la cancha. Jueguen limpio, jueguen con todo. No tengan miedo de entregar lo mejor de sí. No busquen el arreglo previo para evitar el cansancio y la lucha. No coimeen al réferi. Eso sí, no lo hagan solos. Busquen charlar, aprovechen a escuchar la vida, las historias, los cuentos de sus mayores y de sus abuelos. Que hay sabiduría allí”.

Asimismo, les aconsejó a buscar “consuelo en la fuerza de la oración, en Jesús. En su presencia cotidiana y constante. Él no defrauda”.

En su discurso, el Papa también criticó a las ideologías porque instrumentalizan a los pobres en beneficio de intereses personales y políticos, ajenos a su dignidad humana.

Para concluir, Francisco afirmó que había sido “una gran alegría ver la cantidad y variedad de asociaciones que están comprometidas en la construcción de un Paraguay cada vez mejor y próspero. Pero si no dialogan, no sirve para nada, si chantajean, no sirve para nada”.

Hablen “y busquen caminos de solución. Amen a su Patria, a sus conciudadanos y, sobre todo, amen a los más pobres. Así serán ante el mundo un testimonio de que otro modelo de desarrollo es posible”, aconsejó finalmente Francisco, quien encomendó a los dirigentes a la Virgen de Caacupé.

 El Papa Francisco llegó a Bolivia alrededor de las 5:20 p.m. hora local al aeropuerto de El Alto, el más alto del mundo a más de cuatro mil metros, para iniciar la segunda etapa de su visita a Sudamérica que se extenderá hasta el 13 de julio.

Desde el avión que lo llevó a Bolivia, segunda etapa de su gira por Sudamérica, el Papa Francisco se despidió de los ecuatorianos y envió su bendición al pueblo del Perú, país que ha sobrevolado durante su viaje al país altiplánico.

En su mensaje al Presidente de Ecuador, Rafael Correa, el Santo Padre expresó su “gratitud y estima al querido pueblo ecuatoriano. Tienen un lugar en el corazón del Papa y pido al Altísimo abundantes dones para todos, que les ayuden a vivir en solidaridad y fraternidad”.

En su saludo al Perú dirigido al Presidente Ollanta Humala, el Pontífice renovó su “cercanía y afecto por el pueblo peruano, para el que pido al Señor abundantes gracias que lo hagan progresar en los valores sociales y espirituales, acrecentando el compromiso por la justicia, la solidaridad y la paz”.

El Papa Francisco se reunió esta mañana con el clero, religiosos, religiosas y seminaristas en el Santuario de Nuestra Señora de la Presentación del Quinche, en el marco de su visita apostólica a Ecuador. En este encuentro, el Santo Padre dejó de lado su discurso oficial e improvisó uno, en el que los alentó a no olvidar sus raíces.

Al evento, realizado en la parte posterior del Santuario, en el exterior del templo, asistió una multitud de sacerdotes, seminaristas, religiosos y religiosas, tanto de Ecuador como de diversos países, algunos de los cuales llegaron al país como parte de la misión que realizan sus congregaciones.

En diálogo con ACI Prensa, el sacerdote argentino Sergio Castillo aseguró que “el Papa nos habla directamente a nosotros los sacerdotes, los religiosos” sobre “cómo quiere la Iglesia realmente que vivamos nuestra consagración y es por eso que estamos esperando su palabra”.

 

Juventud. Oportunidad, mejor educación y acceso a trabajo digno reclaman los jóvenes.

Una juventud "olvidada", sobre todo por los políticos, que no responden con políticas públicas que ayuden a los jóvenes a desarrollar sus potencialidades. Precaria y mercantil educación. Pobreza,  poco acceso a un trabajo digno. Jóvenes que se debaten en una paradoja de gran crecimiento económico y  grandes inequidades socioeconómicas, aseguran es el contexto  que el papa Francisco hallará en el Paraguay.

 Así lo analizan Mary Lezcano, ex responsable de la Pastoral Juvenil Arquidiocesana, y Cristian Sosa, presidente de Juventud que se Mueve e integrante del equipo  de  logística para la visita del Papa.   

Destaca con énfasis que el modelo de desarrollo del país no logra incluir a la cantidad de jóvenes en situación de pobreza (33% de la población juvenil) al sistema educativo formal y a la fuerza laboral.

"El nuestro es un país mayoritariamente joven, pero  el lugar que ocupa este sector de la sociedad dentro del ámbito económico es el menos acudido por falta de capacitación técnica", resalta  a su vez Mary.

La juventud paraguaya, agrega,  lastimosamente es desinteresada por la política, porque no encuentra alternativas partidarias que respondan a sus necesidades y realidades.  "Además, porque es nulo el ejemplo de una real política partidaria que responda al bien común de las personas", señala.

 Sin embargo, rescata que también es una juventud solidaria, entusiasta y con muchas ganas de ayudar. "Eso denota la cantidad de jóvenes inscriptos para ser servidores  de la visita del papa Francisco, y los que se nuclean en organizaciones sociales solidarias para apoyar a los más necesitados".

HACER LÍO.  A su criterio, la juventud en general tiene  mucha mística, pero está un poco lejos del compromiso social que su fe le pueda llevar a responder con un "lío" como propone  el Pontífice. 

  Fernanda Recalde, del movimiento Hagamos Lío, agrega que parte de la realidad de la juventud hoy son el relativismo, el individualismo, la globalización y sus implicancias en la realidad social, política, económica, cultural y religiosa. Es una época, dice,  en que existen muchos cristianos tibios, en cuanto a la realidad religiosa. 

  Rescata que los jóvenes paraguayos hoy son más activos reclamando sus derechos. 

 Fernanda es una de las coordinadoras del encuentro que tendrá el Santo Padre con los jóvenes el domingo en la Costanera de Asunción. Ella augura  que la visita de Francisco contribuirá a que los jóvenes se despierten y "puedan ver más allá del wifi o WhatsApp".

 

 

 

El padre Dionisio Echagüe habla directo: "Esto se debilita rápido", dice refiriéndose al espíritu de cooperación, al entusiasmo y a la capacidad organizativa que está experimentando la Iglesia preparando la visita del Papa.

Al padre Dionisio Echagüe, párroco de la Iglesia de Areguá, le entusiasma la idea de que no se dejará desvanecer la fuerza que está generando dentro de la Iglesia católica local toda la preparación, tanto logística como espiritual, de la visita del papa Francisco a Paraguay.

Su mayor deseo es que no ocurra lo que sucedió tras la visita del papa Juan Pablo II al Paraguay, en 1988, cuando aún estaba vigente la dictadura del general Alfredo Stroessner.
"Toda esa organización de los jóvenes y laicos en general fuimos excluidos de todas las organizaciones eclesiales. Había un celo. No sé si por el éxito que obtuvimos. Todo se disolvió", así describió la etapa posterior a la histórica visita de Juan Pablo II. Ocurrió pese al éxito del Encuentro con los Constructores de la Sociedad y pese a la gran movilización ciudadana que acompañó cada acto con el Papa polaco.

En esa ocasión, el padre tuvo a su cargo organizar a los servidores –unos 15.000– y acompañar en la organización de la visita del Pontífice a monseñor Jorge Livieres Banks, particularmente, en todo lo concerniente a la Pastoral Juvenil.

Dada aquella experiencia, el padre espera que esta vez se evite que luego de la tan esperada visita del papa Francisco todo se desarticule, como ocurrió 27 años atrás. 

"Como Iglesia tenemos que tratar al máximo de capitalizar la experiencia de los líderes que estamos viendo trabajar en estos momentos, de los voluntarios y de las dirigencias, para que continúen en la posvisita papal, porque esto se debilita rápido", advierte. Echagüe marca como diferencias claves que para la visita de Juan Pablo II hubo cerca de dos años de preparación y las actividades fueron más descentralizadas. El Papa estuvo en Mariscal Estigarribia (Chaco), en Villarrica, Caacupé y en Asunción.

PAPALATRÍA. Tomando palabras del arzobispo de Asunción, monseñor Edmundo Valenzuela, quien manifestó en una entrevista que en Paraguay la Iglesia no quiere que el pueblo caiga en  "papalatría",  es decir, en adorar al Papa, el padre Echagüe explicó que ese mero entusiasmo, veneración y culto a la persona "no es católico".

"Nosotros celebramos la investidura y misión del Papa, que es el signo de la comunión de toda la Iglesia universal. Él es el mensajero de la alegría y de la paz, cuyo contenido es Jesucristo", aclara.

Si desde la propia Iglesia se continúa trabajando sobre todo la espiritualidad, dice que esta nueva experiencia que moviliza a los católicos paraguayos ayudará  muchísimo a fortalecer  todas las áreas pastorales con la fuerza de los laicos.

El padre dice que hay una realidad que interpela. Y ante ella, el Papa anima a salir a las periferias. "A los jóvenes les pide hacer lío y a todos nos dice que no  nos quedemos a balconear", resalta.

"Si el laicado se mueve va a volver a levantarse con toda su fuerza la Iglesia", confía.

Miércoles, 08 Julio 2015 14:02

Obra de arte para el Papa

Escrito por

El trabajo artístico del retablo del altar para la misa central del Papa no tiene precedentes en ningún otro país. La obra del artista plástico Koki Ruiz une parte de la historia jesuítica con un bello simbolismo popular.

Entre los actos públicos más importantes -si no el más importante- durante la visita del Santo Padre a nuestro país, sin dudas resalta la misa central en el predio de la Fuerza Aérea de Ñu Guasu. Y allí, uno de los principales atractivos -tanto para los locales como para la prensa y la audiencia que seguirá la misa desde cualquier rincón del mundo-, será el retablo del altar con una base de 40 metros de ancho y una altura de 17 metros.

Una obra de arte creada y diseñada por el artista plástico de 57 años que, desde San Ignacio, Misiones, instaló una forma de cultura popular en Tañarandy.

Generosidad de la tierra

La idea de montar el retablo surgió este año en el Teatro El Molino, de Tañarandy, enfatizando la generosidad de la tierra que da frutos y alimentos para todos sus hijos.

La bella obra artística fue adornada con espigas de maíz, coco natural, calabaza, semillas y todo tipo de productos del campo. Las piezas fueron hechas con al menos 200.000 cocos, 40.000 espigas de maíz y 1.000 calabazas. Igualmente, se agregaron 5.000espigas de maíz más para completar la obra que montaron como fondo del escenario principal que tendrá el papa Francisco durante la misa.

Lunes, 29 Junio 2015 13:56

29 DE JUNIO DÍA DEL PAPA

Escrito por



“El día 29 de junio de cada año la Iglesia Católica celebra en todo el mundo el Día del Papa, solemnidad conjunta de los apóstoles Simón Pedro y Pablo de Tarso.

Es una celebración muy importante para los católicos y se la reconoce con el nombre de “solemnidad”.

¡¡¡¡ Felicidades Papa Francisco, te esperamos en Paraguay!!!!

 

El Papa Francisco recibió a los obispos de la Conferencia Episcopal de Letonia y Estonia al concluir su visita ad limina. En el discurso que les entregó, volvió a hablar de la importancia de la familia y alertó contra una “concepción re ductiva” que “también influye en la mentalidad de los cristianos” y lleva a considerar como matrimonio cualquier "forma de gratificación afectiva".

El Pontífice escribió que “'en nuestra época el matrimonio se considera una forma de gratificación afectiva que puede constituirse de cualquier modo y modificarse según la sensibilidad de cada uno”.

“Desafortunadamente –alertó– esta concepción re ductiva también influye en la mentalidad de los cristianos, y lleva a la facilidad en el recurso al divorcio o a la separación”.

Por ello, los prelados están llamados a interrogarse “sobre la preparación al matrimonio y también sobre cómo ayudar a las personas que viven estas situaciones, para que los niños no se convierten en las primeras víctimas y los cónyuges no se sientan excluidos de la misericordia de Dios y de la solicitud de la Iglesia, sino que sean ayudados en el camino de la fe y de la educación cristiana de los hijos”.

 

Relacionando la crisis económica y social con la familia, recordó que sus consecuencias también afectaron estos años a Estonia y Letonia. Una de ellas es la emigración cuyo resultado ha sido un gran número de “familias mono parentales que necesitan una atención pastoral especial”.

“La ausencia del padre o de la madre en muchas familias comporta para el otro cónyuge un mayor esfuerzo, en todos los sentidos, para educar a los hijos. Para estas familias es realmente preciosa vuestra atención y la caridad pastoral de los sacerdotes, junto con la proximidad efectiva de las comunidades”.

Otro de los asuntos abordados en su discurso fue el papel de los laicos en la evangelización, algo que calificó de “indispensable”. Así, la cercanía y solicitud de los obispos hacia los laicos “les ayudará a cumplir con las responsabilidades que, según la enseñanza del Concilio Vaticano II, están llamados a asumir en ámbito cultural, social y político, y también en el caritativo y catequético”.

El Papa expresó que “los fieles laicos son el trámite vivo entre lo que predicamos nosotros, los pastores, y los diversos ambientes sociales” y como “tanto ellos como ustedes están en contacto diario con las otras tradiciones cristianas presentes en el territorio, juntos pueden sostener el diálogo ecuménico, tan necesario hoy en día, para la paz social a veces sacudida por las diferencias étnicas y lingüísticas”.

El Papa les dio también ánimos para desarrollar su labor, pues “les ha elegido para trabajar en una sociedad que, después de haber estado oprimida durante mucho tiempo por regímenes fundados en ideologías contrarias a la dignidad y la libertad humana, hoy está llamada a medirse con otras trampas peligrosas, como el secularismo y el relativismo”. Por ello les exhortó a anunciar “sin descanso” el Evangelio.

Francisco les recordó que cuentan con la ayuda de los sacerdotes, que “aunque sean pocos y de diversos orígenes, están a vuestro lado con respeto, obediencia y generosidad”.

Animó a cuidar la formación de los sacerdotes y a valorar “la presencia de los hombres y mujeres de vida consagrada”. En el Año dedicado a ellos pidió que sean apreciados sobre todo “por la riqueza intrínseca de sus carismas y su testimonio.

SEÑAL ON LINE

Nuestros Teléfonos

Quienes Somos

Radio Pa´i Puku informa, evangeliza, educa, instruye y entretiene. Cubre todas las necesidades comunicacionales de la gente chaqueña. Mantiene en contacto personas, familias, comunidades, instituciones inclusive afuera del país. Radio Pa´i Puku abre sus puertas y micrófonos a todo el Chaco paraguayo pluricultural y multiétnico.