Está aquí: HomeIglesias
Iglesias

Iglesias (64)

Entre las motivaciones que tiene el papa Francisco para visitar el Paraguay, incluso antes que su propia patria, la Argentina, hay cuestiones religiosas, políticas y culturales, pero principalmente afectivas. El pensador italiano Humberto Eco considera a Bergoglio un "jesuita paraguayo".

A muchos observadores internacionales les sorprende que el papa Francisco haya elegido al Paraguay como uno de los tres países latinoamericanos que visitará en julio próximo, junto al Ecuador y a Bolivia, en su primera gira apostólica por el continente, incluso antes de visitar su propia patria, Argentina, y se preguntan cuáles son las razones de esta preferencia.

Hasta ahora, desde que fue elegido Papa el 13 de marzo de 2013, el argentino Jorge Bergoglio solo ha viajado al Brasil, en Latinoamérica, para asistir a la Jornada Mundial de la Juventud, que se llevó a cabo en Río de Janeiro, en julio de 2013.

El mismo Papa ha sido claro en que aún no visitará la Argentina, ni siquiera en el 2016, por "cuestiones de agenda", aunque el principal propósito aparentemente es no interferir en la dinámica de la política interna de su país, en torno a las elecciones generales que se harán el próximo 25 de octubre.

No se ha comunicado oficialmente las razones por las que el Papa elige visitar primero al Paraguay, pero es factible reconstruir de su propia biografía los principales elementos históricos y afectivos que lo ligan a esta mediterránea nación del corazón de Sudamérica.

1. Francisco es "un  jesuita paraguayo"

"Es un error considerarlo (al papa Francisco) un jesuita argentino. Tal vez deberíamos considerarlo un jesuita paraguayo", escribió el célebre semiólogo italiano Umberto Eco, en un artículo especial publicado en varios medios impresos, entre ellos el prestigioso diario norteamericano The New York Times, en setiembre de 2013.

En dicho texto, el autor de El nombre de la rosa sugiere que la educación religiosa del primer pontífice latinoamericano "ha estado influida por el 'Santo Experimento' de los jesuitas en Paraguay", refiriéndose a las experiencias de las famosas misiones jesuíticas guaraníes que se fundaron a partir del Siglo XVII, en territorios que hoy comprenden parte de Paraguay, Argentina y Brasil.

"Los misioneros jesuitas decidieron reconocer los derechos de los indígenas (especialmente los guaraníes, que vivían sobre todo en Paraguay en condiciones prácticamente prehistóricas) y los organizaron en las llamadas 'reducciones', que eran comunidades autosustentables. Los jesuitas les enseñaron a organizarse por sí mismos, en total comunión con las mercancías que producían, si bien con el objetivo de 'civilizarlos', es decir, de convertirlos. A algunos de los nativos también les enseñaron arquitectura, agricultura, el alfabeto, música y artes; de ahí salieron algunos escritores y artistas de talento", relata Umberto Eco.

El semiólogo cree que esta experiencia, a la que considera "utópica", aunque "paternalista", influyó en gran medida en el carácter y, sobre todo, en la formación religiosa del actual Pontífice.

"Ahora, si decidimos juzgar las acciones de Francisco desde este punto de vista, debemos de considerar el hecho de que han transcurrido cuatro siglos desde ese 'Santo Experimento'; que ahora se reconoce ampliamente la noción de libertad democrática, incluso entre los integristas católicos; que el Papa actual, ciertamente, no tiene la intención de realizar ningún experimento de ese tipo en la isla de Lampedusa; y que sería lo mejor que lograra eliminar gradualmente al Instituto para las Obras de Religión, el llamado banco del Vaticano", destaca Eco.

En esta influencia histórica de los jesuitas paraguayos estaría uno de los primeros elementos que aproximan afectivamente al actual papa Francisco al universo cultural del Paraguay.

2. Esther, la paraguaya que inspiró a Bergoglio

"Le agradezco tanto a mi padre que me haya mandado a trabajar. El trabajo fue una de las cosas que mejor me hizo en la vida y, particularmente, en el laboratorio aprendí lo bueno y lo malo de toda tarea humana (...). Allí tuve una jefa extraordinaria, Esther Ballestrino de Careaga, una paraguaya simpatizante del comunismo que, años después, durante la última dictadura, sufrió el secuestro de una hija y un yerno, y luego fue raptada (...) y asesinada. Actualmente, está enterrada en la iglesia de Santa Cruz. La quería mucho. (...) Me enseñó la seriedad del trabajo. Realmente, le debo mucho a esa gran mujer".

Con estas emocionadas palabras, el entonces arzobispo de Buenos Aires, cardenal Jorge Mario Bergoglio, contaba a los escritores Sergio Rubín y Francesca Ambrogetti, -autores del libro El jesuita, quizás la más honda biografía del actual Papa-, una etapa clave de su paso de la adolescencia a la juventud, cuando empezó su primera experiencia laboral y conoció a la heroica mujer que fue su jefa y a la vez su maestra y su mentora política.

Casualmente, Esther Ballestrino, aunque había nacido en Montevideo, Uruguay, en 1918, era más conocida como paraguaya, ya que desde muy niña se  mudó con su familia y creció en nuestro país, donde pudo estudiar y formarse, primero como docente y luego como química farmacéutica.

En 1940, Esther participó activamente en la fundación del Movimiento Femenino del Paraguay, "una organización de mujeres que se propuso corregir las situaciones marcadamente adversas que soportaban las féminas en ese tiempo", de la cual fue su primera secretaria general, según revela el investigador Roberto Paredes, en su obra Rebeldes por la Patria.

Desde las filas del Partido Revolucionario Febrerista acompañó la experiencia de la llamada "primavera democrática" de 1946, en que se vivió una inusitada apertura democrática en el país, que sin embargo, sería abortada por la Guerra Civil de 1947, tras la que se impuso una nueva dictadura militar, liderada por el general Higinio Morínigo.

Ante la persecución desatada, junto a muchos otros dirigentes sociales y políticos, Esther Ballestrino se vio obligada a exiliarse en la Argentina, donde siguió participando en actividades políticas, se casó con el recordado líder febrerista Raimundo Careaga y, finalmente, entró a colaborar, aunque desde la distancia, con el Partido Comunista Paraguayo (PCP).

Fue en esta etapa, cuando ella trabajaba en un laboratorio, en que conoció al joven Jorge Mario Bergoglio, quien fue su empleado.

"Esther Ballestrino de Careaga le mostró (al joven Jorge) cómo era la militancia política y hasta lo incursionó en lecturas comunistas, que Bergoglio recuerda con precisión, como a ella, a quien define como 'extraordinaria'. Ella fue su jefa en un laboratorio químico y hasta le enseñó algo de guaraní. Mucho después, la dictadura volvería a cruzar sus caminos, del peor y más triste modo", relata el periodista argentino Hugo Alconada Mon, en un artículo publicado en el diario La Nación, de Buenos Aires.

El 8 de diciembre de 1977, un grupo de tareas comandado por Alfredo Astiz secuestró a Esther Ballestrino de Careaga, según relata Alconada.

Tras la desaparición de su hija Ana María y dos yernos, Estrher se había convertido en una de las fundadoras de la organización de las Madres de Plaza de Mayo. Su hija fue liberada más tarde, pero ella continuó con la labor hasta que fueron por ella.

"En 2005 aparecieron los restos de mi mamá", relató Mabel Careaga, otra de sus hijas, al diario español El País. "Quisimos enterrarlos en el solar de la Iglesia de la Santa Cruz porque era el último territorio libre que ellas [Careaga y Mary Ponce de Bianco, también de Madres] habían pisado, el lugar donde la secuestraron. Le pedimos permiso a Bergoglio, y él autorizó el entierro", detalló la hija.

Aquella mujer uruguaya-paraguaya, esposa de un dirigente político paraguayo, sin ser católica ni creyente, marcó hondamente la vida del actual Papa. En su memoria podría estar otra de las claves de su cercanía afectiva con el Paraguay.

 

3. El testimonio de los exiliados paraguayos

En octubre de 1969, debido a su postura crítica asesorando a grupos juveniles y movimientos sociales, el sacerdote jesuita español Francisco de Paula Oliva fue expulsado del Paraguay por la dictadura del general Alfredo Stroessner y se vio obligado a refugiarse en la Argentina, donde lo recibió el entonces superior provincial de la Compañía de Jesús, Jorge Mario Bergoglio.

"El actual papa Francisco, quien era el líder de nuestra orden en la Argentina, me recibió con mucha solidaridad y me permitió seguir trabajando pastoralmente en Buenos Aires, especialmente en las villas marginales, con los paraguayos migrantes", recuerda el popular pa'i Oliva.

Durante esa experiencia pastoral, junto a otros sacerdotes paraguayos también expulsados, Oliva llegó a invitar al provincial Bergoglio a conocer de cerca la vivencia de las miles de familias migrantes, principalmente de nacionalidad paraguaya, donde el actual Papa pudo vivenciar la gran espiritualidad de las humildes familias en las celebraciones litúrgicas, especialmente en torno a la festividad de la Virgen de Caacupé.

Particularmente impactado por el valioso trabajo que desarrollaban los laicos y religiosos aglutinados en el Equipo Pastoral de Paraguayos en Argentina (EPPA), Bergoglio estuvo en varias ocasiones con las comunidades de paraguayos, especialmente en las celebraciones de la conocida Villa 31, oportunidad en que se lo vio disfrutar de la comidas típicas del país, degustar con fruición el tereré e incluso aprender algunas palabras en guaraní.

Oliva considera que esa cercanía con la realidad de pobreza social, pero al mismo tiempo de gran riqueza espiritual y cultural que Bergoglio conoció en las villas, junto a las familias paraguayas, lo fue cambiando incluso en su línea pastoral, de una práctica más conservadora inicialmente hacia otra más comprometida con la realidad social.

"Yo lo comparo con el caso del asesinado arzobispo de San Salvador, monseñor Óscar Arnulfo Romero, quien también asumió siendo muy conservador, pero la realidad lo fue cambiando. Se comprometió tanto con los pobres, que por eso lo mataron. Tengo mucha esperanza en el nuevo Papa", destaca Oliva.

El sacerdote jesuita español José Luis Caravias, ex asesor nacional de las Ligas Agrarias Cristianas (LAC) en los años 60 y 70, también expulsado por la dictadura stronista en mayo de 1972, asegura que Bergoglio también le brindó refugio en su país e, incluso, le salvó la vida, al advertirle que miembros del grupo paramilitar de la Triple A lo buscaban para atentar contra su vida, y ayudarlo a salir de la Argentina durante la dictadura militar, para refugiarse en España.

"Si hoy estoy vivo, si he podido escribir cuarenta libros, si he podido continuar promoviendo los derechos de los últimos y el Evangelio entre los pobres y, en fin, si puedo contar cómo sucedieron las cosas, se lo debo a él, al actual papa Francisco", sostiene Caravias.El sacerdote José Luis Caravias, quién asegura que el actual Papa le salvó la vida cuando fue echado del Paraguay.

4. La admiración por la mujer paraguaya

"A mi juicio, la mujer paraguaya es la mujer más heroica de América. Después de la guerra (contra la Triple Alianza) quedaban ocho mujeres por hombre. E hizo esa gran opción de tener hijos, ¿no? Para salvar la Patria, la lengua, la cultura y la fe".

Estas emotivas palabras, Jorge Bergoglio las pronunció en El Vaticano, el 13 de febrero de 2014, ya siendo papa Francisco, tras recibir en audiencia a los sacerdotes argentinos Carlos y Rodolfo Luna, quienes habían estado exiliados en Suecia durante la dictadura militar argentina. 

En esa oportunidad, el Pontífice incluso llegó a señalar que las mujeres paraguayas se merecen el premio Nobel.

"Yo desearía que algún día el Comité del Premio Nobel le otorgara el Premio Nobel ¡a la mujer paraguaya! Por haber salvado la cultura, la patria... ¡heroica! ¡La propongo!", destacó.

No era la primera vez que el Papa mostraba su admiración hacia la mujer paraguaya en la historia. En una charla informal con los periodistas en el avión, de regreso desde Brasil, tras haber asistido a la Jornada Mundial de la Juventud, en julio de 2013, a pocas semanas de haber sido elegido Sumo Pontífice, Bergoglio insistió en que no se puede entender a la Iglesia sin mujeres y, a modo de ejemplo, citó el caso de Paraguay, de cuyas mujeres dijo que son las "más gloriosas de América Latina".

Explicó entonces que, tras la guerra de la Triple Alianza (1864/1870) había ocho mujeres por cada hombre y ellas tomaron "la decisión difícil de tener hijos para salvar al país, a la patria, la cultura, la fe y la lengua".

Cuatro años atrás, cuando aún era cardenal y arzobispo de Buenos Aires, durante una misa celebrada con la colectividad paraguaya en la Catedral de la capital argentina, el actual Papa ya había alabado largamente a la mujer paraguaya, vinculándola con la historia de la Virgen de Caacupé.

5. La veneración a la Virgen de Caacupé

El otro elemento que vincula muy afectivamente al papa Francisco con el Paraguay es el especial amor y devoción que él siente hacia la Virgen de Caacupé, la gran madre espiritual de los paraguayos y paraguayas. Por ello, se considera que uno de los puntos centrales de su presencia en el país será la misa multitudinaria que presidirá en la Villa Serrana.

El 1 de noviembre de 2010, cuando aún era cardenal y arzobispo de Buenos Aires, Jorge Bergoglio ofició una misa para la colectividad paraguaya, organizada por el Equipo Pastoral de Paraguayos en Argentina (EPPA), como cierre de la gira de la imagen de la Virgen Serrana por las comunidades migrantes en la Argentina.

Allí, el actual Pontífice destacó: "Hoy la Virgen viene con documento paraguayo, ella es paraguaya de Caacupé, y no hay paraguayo que no la quiera. Y se sabe, en toda América la mujer paraguaya es la más gloriosa, no por haber estudiado más que otras, sino porque supo asumir un país derrotado por la injusticia y los intereses internacionales. Y ante esa derrota llevó adelante la patria, la lengua y la fe. Y la Virgen al tomar la ciudadanía paraguaya, tomó la lengua, la cultura y la fe. Por eso es doblemente gloriosa, por ser madre de Dios y por ser paraguaya".

"Siempre, a lo largo de los tiempos, de aquellos momentos siempre en medio del pueblo, cuando entre la historia de un pueblo se las arreglaba para hacerse notar como la madre del pueblo de Dios y de la Iglesia", agregó.

"Gracias Virgen de Caacupé por honrarnos con tu presencia, y lo menos que se merece es un aplauso", concluyó.

 

 

         

 

Después de la visita de un día al Santuario de Pompeya y a la ciudad de Nápoles, el Papa Francisco retomó su agenda habitual y se asomó al medio día de este domingo por la ventana del Apartamento Pontificio para el rezo del Ángelus, en el quinto Domingo de Cuaresma.

A pesar de la lluvia en Roma, miles las personas acudieron hasta la Plaza de San Pedro para escuchar al Santo Padre.

El Papa ofreció tres consejos para aquellos que “quieren ver a Jesús” y a todos los que “están buscando el rostro de Dios”. También a “quien ha recibido una catequesis de pequeño y después no ha profundizado más y a muchos que nos han encontrado todavía a Jesús personalmente”: el Evangelio, el crucifijo y el testimonio de nuestra fe, pobre, pero sincera”.

“En el Evangelio podemos encontrar a Jesús, escucharlo, conocerlo. El Crucifijo es signo del amor de Jesús que se ha dado a sí mismo por nosotros. Y después, una fe que se traduce en gestos simples de caridad fraterna”.

Francisco habló del Evangelio de la liturgia del día, en la que el evangelista San Juan relata cómo algunos griegos, judíos, se dirigen al apóstol Felipe pidiéndole ver a Jesús.

Pero en este escenario  también se encontraban los sumos sacerdotes, que consideraban a Jesús “herético y peligroso”, por lo que querían eliminarlo.

“Existen también personas, como aquellos griegos, que tienen curiosidad por verlo y por saber más sobre su persona y sobre las obras que Él realiza, la última de las cuales –la resurrección de Lázaro- produce muchas sensaciones”, dijo.

El deseo de “querer ver a Jesús” expresa “algo universal, revela un deseo que atraviesa las épocas y las culturas, un deseo presente en el corazón de muchas personas que han escuchado hablar de Cristo, pero no lo han encontrado todavía”.

El Papa explicó que Jesús responde de manera profética: “Se acerca la hora en la que el Hijo del hombre será glorificado”. “¡Es la hora de la Cruz!”, exclamó.

“Es la hora de la derrota de Satanás, príncipe del mal, y del triunfo definitivo del amor misericordioso de Dios”.

El Santo Padre subrayó que Cristo será “elevado” porqué sería crucificado y “exaltado” por el Padre en la Resurrección, para atraer a todos a sí y reconciliar a los hombres con Dios y entre ellos”.

“La hora de la Cruz, la más oscura de la historia, y también la fuente de salvación para cuantos creen en Él”.

Sobre las palabras de Jesús del grano que cae en la tierra y muere, Francisco dijo que “encontramos otro aspecto de la Cruz de Cristo: el de la fecundidad. La muerte de Jesús, en efecto, es “una fuente inagotable de vida nueva que lleva en sí misma la fuerza regeneradora del amor de Dios”.

Así, “los cristianos pueden convertirse en estos pequeños granos “y llevar mucho fruto, como Jesús, que perdió su vida por amor a Dios y a los hermanos”.

Tras rezar el Ángelus, el Papa saludó a los peregrinos llegados de diferentes lugares del mundo y recordó que en este día se celebra la Jornada Mundial del Agua, promovida por la ONU.

“El agua es el elemento más esencial para la vida, y de nuestra capacidad de cuidarlo y compartirlo depende el futuro de la humanidad. Animo por tanto a la Comunidad internacional a vigilar para que el agua del planeta sean adecuadamente protegidas y nadie sea excluido o discriminado en el uso de este bien, que es un bien común por excelencia”.

El Papa recordó a San Francisco de Asís e invitó a decir como él  en el Cántico del Hermano Sol: “Loado seas, mi Señor, por la hermana Agua, la cual es muy útil y humilde y preciosa y casta”.

Después de rezar, mandó un saludo especial para los participantes de la maratón de Roma que se estaba desarrollando en ese momento. Además, mandó un saludo a los napolitanos por la acogida que le dieron el día anterior. “Ayer estuve en Nápoles en visita pastoral, quiero agradecer la calurosa acogida de todos los napolitanos, ¡muchas gracias!”, dijo.

 

Final del formulario

 

La comitiva paraguaya enviada para la organización de la Visita Apostólica del Papa Francisco al Paraguay mantuvo este lunes dos reuniones que sirvieron para ajustar algunos puntos referentes a la histórica presencia del Santo Padre, en nuestro país del 10 al 12 de julio de este año.

En un primer momento, el Hno. Mariosvaldo Florentino, miembro de la Comisión de Liturgia, y el Lic. Mariano Mercado, vocero de la Comisión Nacional para la Visita del Papa, tuvieron un encuentro con miembros de la oficina de prensa de la Santa Sede.

Los enviados fueron recibidos por el R. P. Federico Lombardi, director de la Sala de Prensa de la Santa Sede, quien estuvo acompañado por el Dr. Mateo Bruni. Este se encargará de realizar los trámites de coordinación de prensa, acompañando de cerca la cobertura de periodistas internacionales acreditados ante la Santa Sede.

El R. P. Lombardi dio algunas orientaciones generales sobre el trabajo que debe realizar la Comisión de Comunicación que fue conformada en Paraguay. El director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede destacó la importancia del trabajo de los periodistas en este tipo de eventos.

Se analizaron los planos de ubicación de los periodistas, sobre todo para la utilización correcta de los espacios en las dos celebraciones eucarísticas previstas en Paraguay. Los comunicadores que realizarán la cobertura periodística serán informados en su momento de las decisiones que se tomaron respecto a éste y otros temas.

Acreditación

Se aclaró que la acreditación será habilitada luego de la publicación del programa oficial de la visita. Según informaciones, el anuncio se realizará a través de la Oficina de Prensa de la Santa Sede en la brevedad posible. Los periodistas interesados en participar del vuelo papal deben presentar su solicitud a través de la Nunciatura Apostólica.

Transmisión televisiva

Por la tarde, la reunión se realizó en el Centro Televisivo Vaticano, con la coordinación del Sr. Roberto Romolo. Las orientaciones recibidas respecto a la transmisión televisiva se darán a conocer en una reunión que será convocada oportunamente por la Comisión de Comunicación conformada en Paraguay.

Otras reuniones

El martes la comitiva paraguaya tendrá la reunión con miembros del equipo de liturgia de la Santa Sede y los directivos de Radio Vaticano.

Hoy 28 de abril la Iglesia celebra a Santa Gianna, cristiana valiente que el Beato Pablo VI describió como “una madre que, para dar a luz a su bebé, sacrificó la suya propia en una inmolación deliberada". Fue canonizada por San Juan Pablo II en el 2004 y ha sido declarada patrona de madres, médicos y niños por nacer.

Gianna Beretta nació en 1922 en Magenta, ciudad ina a Milán. Desde pequeña acompañaba a su madre a Misa todos los días. A los 15 años, después de un retiro según el método de San Ignacio de Loyola, tomó el propósito de “mil veces morir antes que cometer un pecado mortal”.

Fue muy devota de la Virgen, tanto así que al morir su madre le dijo a María: “confío en vos, dulce Madre, y tengo la certeza de que nunca me abandonaréis”. Solía hablar de la Madre de Dios en sus encuentros con las chicas de la Acción Católica y en las cartas a su novio que luego fue su esposo.

Se hizo médico y con un firme propósito: “No olvidemos que en el cuerpo de nuestro paciente existe un alma inmortal. Seamos honestos y médicos de fe”. Por ello alentaba a las embarazadas para que tuvieran a sus hijos como un regalo de Dios y a rechazar el aborto.

Después de discernir, vio que Dios la llamaba por la vida matrimonial y tuvo con su esposo tres hijos. Al comienzo del cuarto embarazo, tenía que pasar por una cirugía debido a un tumor ubicado en el útero, pero ella pidió que se preocuparan por la vida de la criatura.

La Santa rechazó someterse al aborto “terapéutico” que le proponían los médicos, y la extirpación del fibroma. Optó por no recurrir a esta práctica.

Fue intervenida y logran salvar al bebé. Meses después, antes del parto, afirmó: “si hay que decidir entre mi vida y la del niño, no duden; elijan -lo exijo- la suya. Sálvenlo”.

Dio a luz a su hija el 21 de abril de 1962. Sin embargo, Santa Gianna no quedó bien y el 28 de abril con fuertes dolores y repitiendo “Jesús, te amo; Jesús te amo”, partió a la Casa del padre con 39 años de edad.

La Conferencia Episcopal Paraguaya (CEP) decidió enviar a Buenos Aires, Argentina, al obispo Gabriel Escobar para interiorizarse, y al mismo tiempo coordinar, la posible llegada al país de miles de peregrinos para ver al Papa los días 10, 11 y 12 de julio. Autoridades de Migraciones se reunirán con sus pares para agilizar el paso fronterizo.

El obispo del Vicariato Apostólico de Chaco Paraguayo y responsable de la Pastoral de Movilidad Humana, explicó que participará de una reunión que se realizará martes 28 de abril  para tratar el tema de los argentinos que vendrán al Paraguay con motivo de la visita del Papa a nuestro país.

Del encuentro participarán autoridades de Migraciones de Argentina, Paraguay, obispos de ambos países y dirigentes de pastoral.

Escobar dijo que en la Argentina existe una expectativa y los ministerios de allá quieren saber cómo se trabaja aquí para albergar a los peregrinos. La reunión será en el salón grande del Palacio San Martín de Buenos Aires.

El obispo dijo que va en representación de la Iglesia en Paraguay. “La preocupación mía es que vengan miles de peregrinos y no tengamos la capacidad de enfrentar la situación”, remarcó.

Escobar, además, se entrevistará con las autoridades eclesiales de la Argentina. “Visitaré las diócesis porteñas, el arzobispado, para explicarles cómo está trabajando la Conferencia Episcopal y las parroquias para recibir a los peregrinos”, apuntó.

“Se dice que vendrán 2.000.000; 1.500.000; un millón ya es demasiado para recibir, cómo les albergamos”, se preguntó.

Según el obispo, se recurrirán a las familias para que alberguen a los peregrinos.

En Chile, en ocasión de un encuentro continental de jóvenes, los organizadores canalizaron los albergues a nivel de parroquias. Por ejemplo, los parroquianos reciben a los peregrinos censados.

Fuente: http://www.abc.com.py/edicion-impresa/locales/la-cep-quiere-la-llegada-ordenada-de-argentinos-1359284.html

“Caracterización de los tres últimos Papas y los cambios en la Iglesia”, a cargo del comunicador Pedro Kriskovich, de Radio Cáritas; y “Cómo se cubrió la Visita de San Juan Pablo II y cómo se cubre hoy en la era de Internet”, con Andrés Colmán Gutiérrez, periodista del Diario última Hora son los dos temas centrales del taller organizado por la Asociación de Comunicadores Católicos del Paraguay (ACCP) en conmemoración del día del periodista.

El encuentro está previsto para el martes 28 de abril, de 8 a 10 de la mañana, en Radio Caritas (Av. Kubitscheck c/ Azara).

Según destaca la página de www.episcopal.org, esta “es una actividad pensada para los trabajadores de prensa: periodistas, fotógrafos, camarógrafos, editores, etc. El objetivo es lograr la mayor participación de comunicadores”, dijo Susana Oviedo Periodista del Diario Última Hora y miembro de la ACCP.

En la homilí­a de este martes, el Santo Padre recuerda que es necesario rezar y discernir para distinguir la voz de Dios. El santo padre Francisco ha recordado que es necesario tener “valentía apostólica” para no hacer de “la vida cristiana, un museo de recuerdos”. Lo ha hecho durante la homilía de esta mañana en la misa celebrada en Santa Marta.

Los discípulos de Jesús llegaron a Antioquía e iniciaron a predicar no solo a los judíos, sino también a los griegos, a los paganos y un gran número de ellos creyeron y se convirtieron al Señor. De este modo, el papa Francisco ha hecho referencia al pasaje de los Hechos de los Apóstoles, en la Primera Lectura del día, para subrayar lo fundamental de abrirse a las novedades del Espíritu Santo en la vida de la Iglesia. Así, ha señalado que muchos estaban inquietos en la época al escuchar que el Evangelio fuera predicado también a los no judíos, pero cuando Bernabé llegó a Antioquía estuvo feliz porque vio que estas conversiones de los paganos eran obra de Dios.

El Santo Padre ha explicado que muchos no entendían que el Señor había venido a salvar a todos los pueblos. “No entendían. No entendían que Dios es el Dios de las novedades: ‘yo hago nuevas todas las cosas’, nos dice. Que el Espíritu Santo ha venido precisamente para esto, para renovarnos y hace este trabajo de renovarnos continuamente. Esto da un poco de miedo. En la historia de la Iglesia podemos ver desde este momento hasta ahora cuántos miedos hacia las sorpresas del Espíritu Santo. Es el Dios de las sorpresas".

Pero --ha exclamado-- ¡hay novedades y novedades! A propósito, el Papa ha especificado que algunas novedades “se ven que son de Dios”, otras “no”.

¿Y cómo se pueden distinguir? Francisco ha observado que tanto Bernabé como Pedro se dice que son hombres llenos de Espíritu Santo. “En los dos está el Espíritu Santo que hace ver la verdad. Nosotros solos no podemos. Con nuestra inteligencia no podemos”, ha indicado. Y ha añadido que “podemos estudiar toda la Historia de la Salvación, podemos estudiar toda la Teología pero sin el Espíritu no podemos entender. Es precisamente el Espíritu quien nos hace entender o --usando las palabras de Jesús-- es el Espíritu que nos hace conocer la voz de Jesús”.

Por otro lado, el Pontífice ha recordado en la homilía que “el ir adelante de la Iglesia es obra del Espíritu Santo”, que nos hace escuchar la voz del Señor. Por eso ha preguntado: “¿y cómo puedo estar seguro de que esa voz que escucho es la voz de Jesús, que eso que escucho que debo hacer está hecho por el Espíritu Santo?”. Y la respuesta es sencilla: rezar.

“Sin oración, no hay sitio para el Espíritu. Pedir a Dios que nos mande este don: ‘Señor, danos el Espíritu Santo para que podamos discernir en cada momento qué debemos hacer’, que no es siempre lo mismo. El mensaje es el mismo: la Iglesia va adelante, la Iglesia va adelante con estas sorpresas, con estas novedades del Espíritu Santo”. Del mismo modo, Francisco ha recordado que “es necesario discernirlas, y para discernirlas es necesario rezar, pedir esta gracia”.

El Pontífice ha señalado que "Bernabé estaba lleno del Espíritu Santo y entendió enseguida; Pedro vio y dijo: ‘¿pero quién soy yo para negar aquí el Bautismo?’ Es él quien hace que no nos equivoquemos. ‘Pero, padre, ¿por qué meterse en tantos problemas? Hagamos las cosas como las hemos hecho siempre, que estamos más seguros…"

Al respecto, Francisco ha advertido que hacer las cosas como se han hecho siempre es una alternativa “de muerte”. Por eso ha exhortado a “correr el riesgo, con la oración, también con la humildad, de aceptar lo que el Espíritu Santo”, nos pide “cambiar”. Este es el camino.

Finalmente, el Santo Padre ha invitado a pedir “la gracia de no tener miedo cuando el Espíritu, con seguridad, me pide dar un paso adelante”, así como “tener la valentía apostólica de llevar vida y no hacer de nuestra vida cristiana un museo de recuerdos”.

Fuente: Zenit.

 

Lunes, 27 Abril 2015 19:38

Canonización de Jeanne Emilie de Villeneuve.

Escrito por

Fundadora de las Hermanas de la Inmaculada Concepción de Castres será canonizada el día 17 de Mayo de 2015, por su santidad el papa Francisco, en la Plaza de San Pedro del Vaticano.

 Nació en Toulouse el 9 de marzo de 1811, perteneciente a la nobleza francesa, tercera hija del Marqués de Villeneuve y de Rosalie d'Avessens. Vivió en el Castillo de Hauterive, cerca de Castres, donde gozó de un ambiente familiar y una educación que la prepararon para el futuro.

 Desde muy joven, Emilie se destacó por su amor a Dios, expresado en sus cuidados y entrega a los pobres, enfermos, frágiles y excluidos, a quienes desea manifestar así el amor que Dios les tiene.

A sus 25 años, el 8 de diciembre de 1836 fundó, en Castres, junto con otras dos jóvenes, la Congregación de las Hermanas de la Inmaculada Concepción. Y en 1847 envió las primeras hermanas a África. Murió a los 43 años víctima del cólera.

Hoy las "Hermanas Azules" seguimos queriendo vivir el proyecto de Emilie en los distintos lugares del mundo donde nos encontramos:

 

Fuente: https://www.google.es/#q=emilie+ser%C3%A1+canonizada+17+de+mayo

 

 

Lunes, 27 Abril 2015 14:55

Joven Casadeño será ordenado sacerdote.

Escrito por

 

 

 El diacono Pedro Ramón Giménez Trinidad (Diocesano) será ordenado sacerdote, el 16 de mayo 2015 a las 09:00hs de las manos del Obispo del Vicariato Apostólico del Pilcomayo (VAP) Monseñor Lucio Alfert, en la Parroquia San Ramón Nonato de Puerto Cazado Alto Paraguay, con el lema “Ustedes no me eligieron a mí, he sido yo quien los eligió a ustedes”( Jn 15,16). Pedro optó ser ordenado en su pueblo natal donde actualmente reside su familia, porque considera un lugar propicio como agradecimiento a su familia y a su pueblo. Pedro se ha inclinado a la vocación religiosa escuchando el mensaje de un sacerdote Padre José Frit más conocido como Jose’i( OMI) Oblato de María Inmaculada, luego acudió al Seminario así comenzó a buscar caminos de formación y fortalecer su vocación de seguir a Cristo como misionero. Para esta ceremonia se prevé visita importante en el ámbito religioso, además la presencia de  comunidad en general de puerto Casado.

Biografía de Pedro Ramón Giménez Trinidad

Nació en Puerto Casado el 03 de agosto de 1983. Hijo natural de Concepción Giménez y Juliana Trinidad. Son seis hermanos: una mujer y los demás todos son varones. De los cuales, Pedro es el segundo hijo y el primero entre los varones.

Recibió el sacramento del bautismo en la Parroquia San Ramón Nonato de Puerto Casado el 31 de mayo de 1984. La primera comunión la recibió en la misma parroquia el 22 de noviembre de 1992. Hizo su confirmación el 15 de noviembre de 1998 de mano del Mons. Zacarías Ortiz. Todas las enseñanzas catequética las recibió en su pueblo natal, que está a cargo de la congregación salesiana.

Inició sus estudios primarios en la Escuela Bernardino Caballero en el año 1989 y terminó en el año 1995. Sus estudios básicos los cursó en el “Colegio Nacional Juana María de Lara” de Puerto Casado desde el año 1996 y los culminó en el año 1999. Todo esto lo hizo en su pueblo natal.

Posteriormente se trasladó a la localidad de Teniente Primero Manuel Irala Fernández 25 leguas, en donde cursó su bachillerato en la Escuela de Agroganadería y Poliprofesional “Jesús Obrero” desde el año 1999 hasta el año 2002, de donde egresa como Técnico Agropecuario. Precisamente, durante esta etapa recibió la llamada del Señor, en la que a partir de una homilía del Padre José actual Párroco de Laguna Escalante, tomó la decisión de ingresar en el seminario menor San Juan María Vianey de Campo Aceval. A partir de este momento inicia su proceso de formación como candidato al sacerdocio.

En el año 2003 ingresa en el seminario mayor San José de Caacupe para cursar el primer año del Propedéutico. Al año siguiente continuó su formación en el Seminario Mayor Sagrado Corazón de Jesús de Villarrica. Entre los años 2005 al 2007 hizo sus estudios filosóficos en el “Instituto Superior de Teología” de la “Universidad Católica Nuestra Señora de la Asunción”. Luego, culminan sus estudios Teológicos en la misma Universidad graduándose de Licenciado en Teología Pastoral con la tesina “El Jesús Histórico y el Cristo de la Fe”. Durante este proceso de formación sacerdotal, realizó sus trabajos pastorales en algunas capillas de la Diócesis de San Lorenzo.

Recibió los ministerios menores (la admisión, el lectorado y el acolitado) de manos del Mons. Lucio Alfert, Obispo del Vicariato Apostólico del Pilcomayo.

Desde el mes de febrero del año 2014 presta su servicio pastoral en la Parroquia Inmaculada Concepción de Pedro P. Peña, como cooperador del Pbro. Carlos Cardena Administrador parroquial de la misma.

Recibió su ordenación diaconal por imposición de manos de Mons. Lucio Alfert, Obispo del Vicariato Apostólico, el 23 de agosto del 2014.

Actualmente se encuentra trabajando en la Parroquia Nuestra Señora de la Victoria de Campo Aceval como cooperador del párroco Vicente Fernández Chileno.

 

 

 

 

 

En forma tajante y escudándose en artículos constitucionales y el Código Penal, el principal referente de la Universidad Católica aboga por el rechazo a la despenalización del aborto y la eutanasia.

El documento sobre la postura de la institución se remitió a la Comisión de Reforma Penal y lleva la firma del rector de la Universidad Católica (UCA) Nuestra Señora de la Asunción, presbítero doctor Narciso Velázquez Ferreira.

La recomendación es mantener la redacción actual del artículo 109 del Código Penal, en el que se reconoce la realidad científica y jurídica de que la persona es sujeto de derechos desde la concepción.

“Lo contrario, es decir, despenalizar el aborto atentaría contra la Constitución Nacional, la Convención de los Derechos del Niño y el ordenamiento jurídico paraguayo que protege al niño por nacer desde la concepción y consagra esa protección como una obligación del Estado paraguayo”, dice la nota.

En cuanto a la eutanasia, la sugerencia es restringir la aplicación del artículo o en su defecto incluir la tipificación dentro del homicidio doloso.

Es en referencia al artículo 106, del Código Penal, que habla del homicidio motivado por súplica de la víctima. “Si bien la penalización del homicidio tipificado de esa manera se mantiene, creemos que la norma, al ser muy amplia, podría generar abusos, con el peligro que ello representa, y la posibilidad de dejar impune un verdadero homicidio, como en esencia lo es”, señala.

En conclusión, se manifiesta que dentro del marco constitucional no se puede dejar de obviar la protección del que goza el derecho a la vida y más aún del derecho a la vida de las personas más vulnerables, citando al niño y la persona por nacer y los enfermos. “Una adecuada visión de los derechos humanos, sin sesgos ideológicos, no permite que el ser humano más débil no sea protegido por el Estado en su legítimo y natural derecho a la vida desde el primer instante de la concepción y hasta su muerte”, se refiere.

Fuente: http://www.ultimahora.com

 

SEÑAL ON LINE

Nuestros Teléfonos

Quienes Somos

Radio Pa´i Puku informa, evangeliza, educa, instruye y entretiene. Cubre todas las necesidades comunicacionales de la gente chaqueña. Mantiene en contacto personas, familias, comunidades, instituciones inclusive afuera del país. Radio Pa´i Puku abre sus puertas y micrófonos a todo el Chaco paraguayo pluricultural y multiétnico.