Egresan nuevos técnicos agropecuarios en Irala Fernández

En la mañana de hoy jueves 30 de Noviembre, doce jóvenes de diferentes puntos del chaco han culminado sus estudios secundarios y egresan como Técnicos Agropecuarios de la Escuela de Agro-ganadería y Poliprofesional Jesús Obrero de Irala Fernández.

El acto de graduación se llevo a cabo en el templo parroquial San Eugenio de Mazenod, con la presencia de autoridades locales, representantes de gobiernos departamentales, educativas, religiosas, padres de los egresados, directivos y docentes de la institución, e invitados especiales.

Se inició con la Misa de Acción de Gracias, presidida por el P. Cristobal Acosta OMI, seguido del acto de graduación y posteriormente un almuerzo ofrecido a todos los invitados.

Nómina de egresados, promoción 2017

1- Juan Danial Ayala Montoya

2- Alexis Ramón Lidimillle

3- Armando Garbiel Garcete

4- Yoni Alberto Marin

5- Elias David Mesa Montoya

6- Mauro Silverio Baez

7- Cecilio Ronaldo Peralta Martínez

8- Jorge Baez Benítez

9- Alexis Damián López 

10- Ivan Gregorio Mitre Sosa

11- Mario Ramón Talavera

12- Daisy Doralice Cabrera

Fué mejor alumno y mejor egresado de la promosción: Mario Ramón Talavera

Egresan nuevos técnicos agropecuarios en Irala Fernández

En la mañana de hoy jueves 30 de Noviembre, doce jóvenes de diferentes puntos del chaco han culminado sus estudios secundarios y egresan como Técnicos Agropecuarios de la Escuela de Agro-ganadería y Poliprofesional Jesús Obrero de Irala Fernández.

El acto de graduación se llevo a cabo en el templo parroquial San Eugenio de Mazenod, con la presencia de autoridades locales, representantes de gobiernos departamentales, educativas, religiosas, padres de los egresados, directivos y docentes de la institución, e invitados especiales.

Se inició con la Misa de Acción de Gracias, presidida por el P. Cristobal Acosta OMI, seguido del acto de graduación y posteriormente un almuerzo ofrecido a todos los invitados.

Nómina de egresados, promoción 2017

1- Juan Danial Ayala Montoya

2- Alexis Ramón Lidimillle

3- Armando Garbiel Garcete

4- Yoni Alberto Marin

5- Elias David Mesa Montoya

6- Mauro Silverio Baez

7- Cecilio Ronaldo Peralta Martínez

8- Jorge Baez Benítez

9- Alexis Damián López 

10- Ivan Gregorio Mitre Sosa

11- Mario Ramón Talavera

12- Daisy Doralice Cabrera

Fué mejor alumno y mejor egresado de la promosción: Mario Ramón Talavera

Taller de Oratoria en Radio Pa'i Puku

Radio Pa'i Puku 720 AM organiza y te invita a participar del curso-taller de Oratoria.

Será el sábado 9 de diciembre de 2017, en el salón Jakaré Valiha, acceso a la radio. Las incripciones estan abiertas para todos los interesados.

Los números telefónicos para consultas o inscripción: 021 3386140/50/60/70 - 0986 913171 - 0991 206884

La oratoria es descripta en términos generales como el arte de hablar con elocuencia, es decir, en términos simples es la capacidad que alguien dispone de hablar y exponer un punto de vista ante el público de modo claro, atractivo y comprensible. La palabra 'oratoria' proviene del término latino orare que significa 'hablar o exponer en público'. Las habilidades oratorias de una persona son extremadamente importantes cuando de convencer, persuadir o atraer al público se trata, y es por esto que son especialmente trabajadas por políticos, publicistas, líderes empresariales, figuras públicas y del entretenimiento, docentes, etc.
Por caso es la finalidad de persuasión del destinatario, convencerlo de algo, que haga o piense tal cosa lo que distingue a la oratoria y la diferenciara de otros procedimientos de comunicación vía oral, como ser la didáctica, que se centra en la enseñanza, o la poética, cuya meta es causar placer y admiración en el destinatario.

... via Definicion ABC https://www.definicionabc.com/comunicacion/oratoria.php

Papa Francisco: El futuro de Myanmar debe ser la paz

Encuentro del Papa en el International Convention Center de Nay Pyi Taw con las autoridades del Gobierno, la sociedad civil y el Cuerpo Diplomático. - REUTERS

28/11/2017 12:13
 

De María Fernanda Bernasconi, SpC

 

Poco después de las 17.00, hora local de Myanmar, el Papa Francisco se dirigió – en el International Convention Center de Nay Pyi Taw  a las autoridades del Gobierno, a la sociedad civil y al Cuerpo Diplomático. Ante todo, el Pontífice expresó su viva gratitud por la amable invitación para visitar el país y agradeció a la Señora Consejera de Estado sus cordiales palabras.

También dio las gracias de corazón a todos los que han trabajado incansablemente para hacer posible esta visita y les dijo que ha viajado para rezar con la pequeña pero ferviente comunidad católica de esta nación, para confirmarla en la fe y alentarla a seguir contribuyendo al bien del país. Razón por la cual – dijo el Papa textualmente – “estoy muy contento de que mi visita se realice tras el establecimiento de relaciones diplomáticas formales entre Myanmar y la Santa Sede. Quiero ver esta decisión como una señal del compromiso de la nación para continuar buscando el diálogo y la cooperación constructiva dentro de la comunidad internacional, así como también para seguir esforzándose en renovar el tejido de la sociedad civil”.

La curación de estas heridas ha de ser una prioridad política y espiritual fundamental

Además, el Papa les dijo que con su visita deseaba llegar “a toda la población de Myanmar y ofrecer una palabra de aliento a todos los que están trabajando para construir un orden social justo, reconciliado e inclusivo”. Sí, porque como afirmó el Santo Padre Myanmar ha sido bendecido con el don de una belleza extraordinaria y de numerosos recursos naturales, pero su mayor tesoro es sin duda su gente, que ha sufrido y sigue sufriendo a causa de los conflictos civiles y de las hostilidades que durante demasiado tiempo han creado profundas divisiones”.

Esta nación ‘está trabajando por restaurar la paz’

Naturalmente el Obispo de Roma manifestó que en la actualidad esta nación “está trabajando por restaurar la paz”, y dijo que “la curación de estas heridas ha de ser una prioridad política y espiritual fundamental”.

A lo que el Papa Bergoglio añadió: “En efecto, el difícil proceso de construir la paz y la reconciliación nacional sólo puede avanzar a través del compromiso con la justicia y el respeto de los derechos humanos. La sabiduría de los antiguos ha definido la justicia como la voluntad de reconocer a cada uno lo que le es debido, mientras que los antiguos profetas la consideraban como la base de una paz verdadera y duradera”.

De ahí que Francisco haya dicho que, en este sentido, la presencia del Cuerpo Diplomático testimonia no sólo el lugar que ocupa Myanmar entre las naciones, sino también el compromiso del país por mantener y aplicar estos principios fundamentales.

Las diferencias religiosas no deben ser una fuente de división y desconfianza

Asimismo Francisco destacó que en la gran tarea de reconciliación e integración nacional, “las comunidades religiosas de Myanmar tienen un papel privilegiado que desempeñar”. Y añadió que “las diferencias religiosas no deben ser una fuente de división y desconfianza, sino más bien un impulso para la unidad, el perdón, la tolerancia y una sabia construcción de la nación”. “Las religiones – prosiguió diciendo el Papa – pueden jugar un papel importante en la cicatrización de heridas emocionales, espirituales y psicológicas de todos los que han sufrido en estos años de conflicto”. A la vez que también pueden contribuir “a erradicar las causas del conflicto, a construir puentes de diálogo, a buscar la justicia y ser una voz profética en favor de los que sufren”.

Las religiones pueden jugar un papel importante en la cicatrización de heridas emocionales, espirituales y psicológicas

De ahí que haya destacado como “un gran signo de esperanza” el hecho de que los líderes de las diversas tradiciones religiosas en Myanmar, “con espíritu de armonía y de respeto mutuo, se esfuercen en trabajar juntos en favor de la paz, para ayudar a los pobres y educar en los auténticos valores humanos y religiosos”.

Del futuro de esta nación el Papa recordó que aún está en manos de los jóvenes. Y los definió “un regalo que hay que apreciar y alentar, una inversión que producirá un fruto abundante si se les ofrecen oportunidades reales de empleo y una educación de calidad”. Exigencia que – como dijo Francisco – es urgente, puesto que el futuro de Myanmar, en un mundo interconectado y en rápida evolución, dependerá de la formación de sus jóvenes, no sólo en el campo de la técnica, sino sobre todo en los valores éticos de la honestidad, la integridad y la solidaridad humana, que aseguran la consolidación de la democracia y el aumento de la unidad y la paz en todos los niveles de la sociedad.

Por último, dirigiéndose a la Señora Consejera de Estado y a los queridos amigos presentes en este encuentro el Papa Bergoglio les dijo que en estos días, le gustaría “alentar” a sus hermanos y hermanas católicos “a perseverar en su fe y a seguir anunciando su mensaje de reconciliación y fraternidad a través de obras de caridad y humanitarias, que beneficien a toda la sociedad en su conjunto”. Por eso manifestó su esperanza de que en la cooperación respetuosa con los seguidores de otras religiones y de todos los hombres y mujeres de buena voluntad, contribuyan a abrir “una nueva era de concordia y progreso para los pueblos de esta querida nación”.

Texto del discurso del Santo Padre Francisco a las autoridades del Gobierno, a la sociedad civil y al Cuerpo Diplomático

Señora Consejera de Estado, excelentísimos miembros del Gobierno y Autoridades Civiles, señor Cardenal, venerados Hermanos en el Episcopado, distinguidos miembros del Cuerpo Diplomático, señoras y señores:

Deseo expresar mi viva gratitud por la amable invitación para visitar Myanmar y agradezco a la Señora Consejera de Estado sus cordiales palabras.

Doy las gracias de corazón a todos aquellos que han trabajado incansablemente para hacer posible esta visita. He venido especialmente para rezar con la pequeña pero ferviente comunidad católica de esta nación, para confirmarla en la fe y alentarla a seguir contribuyendo al bien del País. Estoy muy contento de que mi visita se realice tras el establecimiento de relaciones diplomáticas formales entre Myanmar y la Santa Sede. Quiero ver esta decisión como una señal del compromiso de la nación para continuar buscando el diálogo y la cooperación constructiva dentro de la comunidad internacional, así como también para seguir esforzándose en renovar el tejido de la sociedad civil.

Quisiera además en esta visita llegar a toda la población de Myanmar y ofrecer una palabra de aliento a todos aquellos que están trabajando para construir un orden social justo, reconciliado e inclusivo. Myanmar ha sido bendecido con el don de una belleza extraordinaria y de numerosos recursos naturales, pero su mayor tesoro es sin duda su gente, que ha sufrido y sigue sufriendo a causa de los conflictos civiles y de las hostilidades que durante demasiado tiempo han creado profundas divisiones. Ahora que la nación está trabajando por restaurar la paz, la curación de estas heridas ha de ser una prioridad política y espiritual fundamental. Quiero expresar mi agradecimiento al Gobierno por los esfuerzos para afrontar este desafío, de modo particular a través de la Conferencia de Paz de Panglong, que reúne a representantes de los diversos grupos con el objetivo de poner fin a la violencia, generar confianza y garantizar el respeto de los derechos de quienes consideran esta tierra como su hogar.

En efecto, el difícil proceso de construir la paz y la reconciliación nacional sólo puede avanzar a través del compromiso con la justicia y el respeto de los derechos humanos. La sabiduría de los antiguos ha definido la justicia como la voluntad de reconocer a cada uno lo que le es debido, mientras que los antiguos profetas la consideraban como la base de una paz verdadera y duradera. Estas intuiciones, confirmadas por la trágica experiencia de dos guerras mundiales, condujeron a la creación de las Naciones Unidas y a la Declaración Universal de los Derechos Humanos como fundamento de los esfuerzos de la comunidad internacional para promover la justicia, la paz y el desarrollo humano en todo el mundo y para resolver los conflictos ya no con el uso de la fuerza, sino a través del diálogo. En este sentido, la presencia del Cuerpo Diplomático entre nosotros testimonia no sólo el lugar que ocupa Myanmar entre las naciones, sino también el compromiso del país por mantener y aplicar estos principios fundamentales. El futuro de Myanmar debe ser la paz, una paz basada en el respeto de la dignidad y de los derechos de cada miembro de la sociedad, en el respeto por cada grupo étnico y su identidad, en el respeto por el estado de derecho y un orden democrático que permita a cada individuo y a cada grupo – sin excluir a nadie – ofrecer su contribución legítima al bien común.

En la gran tarea de reconciliación e integración nacional, las comunidades religiosas de Myanmar tienen un papel privilegiado que desempeñar. Las diferencias religiosas no deben ser una fuente de división y desconfianza, sino más bien un impulso para la unidad, el perdón, la tolerancia y una sabia construcción de la nación. Las religiones pueden jugar un papel importante en la cicatrización de heridas emocionales, espirituales y psicológicas de todos los que han sufrido en estos años de conflicto. Inspirándose en esos valores profundamente arraigados, pueden contribuir también a erradicar las causas del conflicto, a construir puentes de diálogo, a buscar la justicia y ser una voz profética en favor de los que sufren. Es un gran signo de esperanza el que los líderes de las diversas tradiciones religiosas de este país, con espíritu de armonía y de respeto mutuo, se esfuercen en trabajar juntos en favor de la paz, para ayudar a los pobres y educar en los auténticos valores humanos y religiosos. Al tratar de construir una cultura del encuentro y la solidaridad, contribuyen al bien común y sientan las bases morales indispensables en vistas de un futuro de esperanza y prosperidad para las generaciones futuras.

Ese futuro está todavía en manos de los jóvenes de la nación. Ellos son un regalo que hay que apreciar y alentar, una inversión que producirá un fruto abundante si se les ofrecen oportunidades reales de empleo y una educación de calidad. Esta es una exigencia urgente de justicia intergeneracional. El futuro de Myanmar, en un mundo interconectado y en rápida evolución, dependerá de la formación de sus jóvenes, no sólo en el campo de la técnica, sino sobre todo en los valores éticos de la honestidad, la integridad y la solidaridad humana, que aseguran la consolidación de la democracia y el aumento de la unidad y la paz en todos los niveles de la sociedad. La justicia intergeneracional también exige que las generaciones futuras reciban en herencia un entorno natural que no esté contaminado por la codicia y la rapacería humana. Es esencial que no se les robe a nuestros jóvenes la esperanza y la posibilidad de emplear su idealismo y su talento en remodelar el futuro de su país, es más, de toda la familia humana.

Señora Consejera de Estado, queridos amigos: En estos días, me gustaría alentar a mis hermanos y hermanas católicos a perseverar en su fe y a seguir anunciando su mensaje de reconciliación y fraternidad a través de obras de caridad y humanitarias, que beneficien a toda la sociedad en su conjunto. Espero que, en cooperación respetuosa con los seguidores de otras religiones y de todos los hombres y mujeres de buena voluntad, contribuyan a abrir una nueva era de concordia y progreso para los pueblos de esta querida nación. Larga vida a Myanmar. Les agradezco su atención y, con los mejores deseos por su servicio al bien común, invoco sobre ustedes los dones celestiales de sabiduría, fortaleza y paz.

FUENTE: http://es.radiovaticana.va/news/2017/11/28/viaje_apost%C3%B3lico_%E2%80%93_viaje_myanmar_%E2%80%93_cuerpo_diplom%C3%A1tico/1351621

Presentan la primera plataforma en línea, con mapas e información crítica de tierras y territorios de Pueblos y Comunidades Indígenas del Paraguay

Tierras Indígenas.org.py es la primeraplataforma interactiva en línea que proporciona mapas precisos e información crítica sobre tierras y territorios de pueblos y comunidades indígenas en el Paraguay, junto con datos contextuales sobre cobertura y cambios forestales, incendios y otros datos relevantes para los Pueblos Indígenas, organizaciones de la sociedad civil, universidades, las instituciones públicas y las del sector privado. Está diseñada para ayudar a los pueblos y comunidades indígenas a proteger sus derechos territoriales, promover la seguridad de la tenencia de sus tierras, el acceso y cuidado de los bienes naturales de sus tierras y territorios.

En la actualidad, la mayoría de las tierras y territorios de los Pueblos y Comunidades Indígenas no está representada en los mapas oficiales y, como consecuencia, es invisible para el propio Estado como para todos los sectores de la sociedad no indígena. En el Paraguay, aunque dispersa en varias entidades, existe valiosa información socio-demográfica y biofísica relativa a las áreas de los Pueblos Indígenas; pero los datos sobre las tierras indígenas formalmente reconocidas y/o reclamadas en las dos regiones del Paraguay, no están disponibles de manera sistematizada.

Esta herramienta además de visibilizar la situación territorial de los Pueblos Indígenas, busca convertise en un instrumento de vigilancia e incidencia que permita avanzar en los procesos de restitución territorial, así como evitar la deforestación a través del monitoreo, la emisión de alertas oportunas y la visibilización de las tierras aseguradas y reclamadas para la incidencia y promoción de políticas públicas.Esta iniciativa busca suplir esta carencia aportando información sistematizada sobre la situación de las tierras y territorios de comunidades y Pueblos Indígenas del Paraguay y a su vez brindar herramientas SIG (Sistemas de Información Geográfica) para contrarrestar las diversas y frecuentes amenazas de despojo a las que se enfrentan.

La Plataforma es impulsada y coordinada por la Federación por la Autodeterminación de los Pueblos Indígenas (FAPI).

Concebida como un espacio colaborativo de gestión y construcción conjunta en desarrollo, cuenta con la contribución de datos proporcionados por Organizaciones Indígenas, ONGs indigenistas y ambientalistas locales e internacionales; así como con datos públicos proporcionados por el INDIDGEEC y el Servicio Nacional de Catastro

Por lo mismo, la Plataforma está abierta a todas organizaciones indígenas y Organizaciones de la Sociedad Civil que deseen contribuir aportando datos para mejorar su integralidad o a las que deseen contribuir a su sostenibilidad. Si desea integrarse como organización o institución colaboradora.

Para mayor información comunicarse a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

FUENTE: http://tierrasindigenas.org/

Subcategorías

SEÑAL ON LINE

Nuestros Teléfonos

Quienes Somos

Radio Pa´i Puku informa, evangeliza, educa, instruye y entretiene. Cubre todas las necesidades comunicacionales de la gente chaqueña. Mantiene en contacto personas, familias, comunidades, instituciones inclusive afuera del país. Radio Pa´i Puku abre sus puertas y micrófonos a todo el Chaco paraguayo pluricultural y multiétnico.